martes, 29 de octubre de 2019

Movistar negocio oficina 15

tiendas de moviles libres onlineTanto sus rivales grandes (Orange y Vodafone) como los virtuales les provocaban pérdidas de clientes que se contaban por miles, pero con la llegada de las Fusiones esa sangría se ha frenado hasta el punto en el que nos encontramos actualmente. Y es que en el último trimestre Movistar ha ganado más de 200.000 clientes de contrato móvil. Históricamente, es el segmento móvil donde Movistar más sufre la competencia pero la estrategia del operador, centrada en la convergencia, está funcionando. Si en el tercer trimestre de 2015 Movistar ganó 47.000 clientes de contrato, esa cifra se ha multiplicado casi por cinco en 2016, sumando la marca 217.000 líneas de pospago. Una cifra que va acompañada de 159.000 clientes más de Fusión. En total, Movistar cuenta con 17.198.200 líneas móviles en España, de las que el 85,7% son de contrato. Las Fusiones alcanza ya 4,3 millones de clientes, de las cuales un 35% tienen fibra de 300 Mbps y un 68% televisión. En este último punto es donde las cuentas no van tan bien, ya que los 3.711.400 accesos de TV contratados son más que los del año pasado, pero menos que los que tenían en anteriores trimestres de este año. El 4G avanza con fuerza: 90% de cobertura Como siempre, los operadores también aprovechan sus presentaciones de resultados para actualizar el estado de sus despliegues de redes de nueva generación. En el caso de Movistar se ha producido un importante avance en la cobertura 4G, que ya alcanza al 90% de la población española (un 96% si se aplicasen los criterios de otros operadores, dicen) mientras que la fibra ya llega a 16,4 millones de hogares, tras llegar a 700.000 más en los últimos tres meses. El establecimiento de llamada es un concepto de las tarifas del que cada día se preocupan menos usuarios, ante el éxito incontestable de las tarifas con bonos de minutos, cuando no incluyen llamadas ilimitadas directamente. A pesar de esa cada vez menos importancia, en los últimos años hemos visto como un concepto olvidado por muchos ha subido de los habituales 18,15 céntimos a 20 céntimos de forma generalizada. Pocos se han atrevido a sobrepasar esa barrera de los 20 céntimos, pero parece que en 2017 tendremos una nueva subida generalizada. Como en otras ocasiones, el primer paso lo da Movistar, subiendo en su única tarifa sin minutos incluidos, la Vive 13, el establecimiento de llamadas en un 25% nada más, hasta los 25 céntimos. ¿Preludio de otra subida generalizada? Probablemente. El cambio de año suele traer en muchas ocasiones subidas de precios, y así será en el caso de la Vive 13 de Movistar. Como ya advierte la web de Movistar, la tarifa ofrecerá 2 GB (el doble que actualmente) a cambio de dos euros más al mes, por lo que probablemente se pasará a llamar la Vive 15. 1 GB extra por dos euros puede ser un buen negocio, pero ese no es el único cambio que sufrirá la tarifa. A partir del 18 de enero de 2017, los usuarios que mantengan dicha tarifa pagarán 25 céntimos por cada llamada que realicen, como fruto de la subida de su establecimiento de llamada, que hasta ahora estaba situado en 20 céntimos, precio que lleva vigente desde su anterior subida en enero de 2015. ¿Otra subida generalizada más? En aquella ocasión Movistar fue el primer operador en emprender esa subida, pero no el único. En cuestión de escasos meses Orange y Vodafone ya habían subido al mismo precio el establecimiento de llamada de algunas de sus tarifas y ahora ya todas las tarifas de precio por minuto de los tres grandes y operadores cobran 20 céntimos de establecimiento. Por tanto, viendo los precedentes no esperamos otra cosa que en 2017 el establecimiento de llamada pase a 25 céntimos de forma generalizada. Como decíamos al inicio, este concepto preocupa cada vez a menos usuarios, pero si se da esa subida generalizada, recordemos de un 25%, las sospechas de que los operadores se copian la estrategia volverán a aflorar. A la vez que la convergencia se ha ido haciendo hueco en los hogares españoles, unificando en una única factura todos los servicios de telecomunicaciones, las necesidades de los usuarios también han ido subiendo el listón, sobre todo por el lado de los datos. Los operadores son los que más fácilmente pueden detectar esas tendencias y de ello se han aprovechado, incrementando los datos incluidos en sus tarifas a cambio de más datos. Generalmente es Movistar el operador que da el pistoletazo de salida de las subidas y en 2017 parece que también será así. A partir del mes de febrero sus distintas Fusión+ verán incrementada su cuota mensual en cinco euros a cambio de 5 GB más por línea en todas ellas. La subida vendrá acompañada de una nueva modalidad de Fusión+ 2, que sustituirá parte del fútbol incluido en la conocida hasta ahora por cine y series. Cada vez consumimos más datos y en Movistar han pensado que era momento de incrementar los datos incluidos en sus productos convergentes con televisión de pago. Así, tanto la Fusión+ como las Fusión+ 2 y Fusión+ 4 pasarán a contar 8 GB por línea móvil en vez de los 3 GB habituales, a cambio de euros más al mes. La subida afecta a todas las Fusión+, desde la básica hasta las que incluyen dos y cuatro líneas móviles El cambio se producirá como es habitual en Movistar. Los nuevos clientes que contraten una Fusión+ a partir del 5 de febrero y los ya clientes con una de estas tarifas verán cambiadas las condiciones de su contrato, por lo que los que tengan permanencia podrán resolver sus contratos aunque tengan permanencia (siempre que ésta esté asociado al producto y no a la compra de un terminal subvencionado) sin penalización ninguna. El debate está abierto, de nuevo. Seguramente habrá muchos usuarios a los que esos 5 GB extra a cambio de cinco euros les vengan muy bien, de hecho el bono extra de dicha capacidad tiene un precio de 30 euros. Pero otros muchos no necesitarán más datos en sus líneas móviles, por lo que pagarán cinco euros más por una mejora no solicitada. Los usuarios de Fusión+ 2 y Fusión+ 4 podrán compartir los gigas entre sus distintas líneas, teniendo un total de 16 GB en el primer caso y 32 GB en el segundo. Fusión+ 2 Ficción: más series y cine a cambio de menos fútbol La subida de todas las Fusión+ vendrá acompañada de una nueva modalidad de Fusión+ Su precio será el mismo (105 euros con ADSL o fibra de 50 Mbps o 115 con fibra de 300 Mbps) pero cambiando el Partidazo y las ligas internacionales de fútbol por los packs de Cine y Series. Por tanto, estamos ante una opción interesante para los adictos a las series y a las películas, que podrán acceder igualmente a la mayoría del fútbol nacional y a la Champions y Europa League. Cuota mensual Conexión fija Móvil Televisión Fusión Contigo 50 euros ADSL o fibra 50 megas 1ª línea: 200 min. + 2 GB 2ª línea: 0 cént/min + 200 MB #0 y canales TDT Fusión Contigo Fibra 300 Megas 62 euros Fibra 300 megas 1ª línea: 200 min. + 2 GB 2ª línea: 0 cént/min + 200 MB #0 y canales TDT Fusión+ 75 euros ADSL o fibra 50 megas 1 línea con llamadas ilimitadas y 8 GB Familiar + beIN La Liga Fusión+ Fibra 300 Megas 90 euros Fibra 300 megas 1 línea con llamadas ilimitadas y 8 GB Familiar + beIN La Liga + beIN Sports Fusión+ 2 105 euros ADSL o fibra 50 megas 2 líneas con llamadas ilimitadas y 16 GB a compartir Familiar + Todo el fútbol Fusión+ 2 Fibra 300 Megas 115 euros Fibra 300 megas 2 líneas con llamadas ilimitadas y 16 GB a compartir Familiar + Todo el fútbol Fusión+ 2 Ficción 105 euros ADSL o fibra 50 megas 2 líneas con llamadas ilimitadas y 16 GB a compartir Familiar + beIN La Liga + Cine + Series Fusión+ 2 Ficción Fibra 300 Megas 115 euros Fibra 300 megas 2 líneas con llamadas ilimitadas y 16 GB a compartir Familiar Familiar + beIN La Liga + beIN Sports + Cine + Series Fusión+ 2 Premium 130 euros ADSL o fibra 50 megas 2 líneas con llamadas ilimitadas y 16 GB a compartir Familiar + Premium Fusión+ 2 Premium Fibra 300 Megas 140 euros Fibra 300 megas 2 líneas con llamadas ilimitadas y 16 GB a compartir Familiar + Premium Fusión+ 4 Premium 155 euros ADSL o fibra 50 megas 4 líneas con llamadas ilimitadas y 32 GB a compartir Familiar + Premium Fusión+ 4 Premium Fibra 300 Megas 165 euros Fibra 300 megas 4 líneas con llamadas ilimitadas y 32 GB a compartir. Cuatro años llevan ya entre nosotros los packs convergentes que reúnen en una única factura la línea fija, la conexión a internet y el móvil, cuando no incluye también la televisión de pago. Fue Movistar la primera en apostar claramente por un producto en el que sabía que tenía las de ganar, forzando a Vodafone y Orange a hacerse con ONO y Jazztel para elevar su cobertura de internet de alta velocidad. El movimiento también provocó que pasásemos de cinco a tres grandes operadores nacionales con los que contratar dichos packs, lo que han aprovechado todos ellos para emprender distintas subidas de precios. Ahora, a Movistar no le saldrá nada barata la subida que emprendió en mayo de 2015, ya que tendrá que pagar más de seis millones de euros de multa como consecuencia de aquel aumento de precio. Nos remontamos a mayo de 2015. Con el mercado español de las telecomunicaciones ya reducido a tres grandes actores y varios operadores regionales y locales, Movistar aprovechó la menor competencia para anunciar una subida de cinco euros en sus dos modalidades de Fusión a cambio de triplicar la velocidad de sus conexiones sin fibra, sin contraprestaciones para los clientes de ADSL. Las mejoras y la subida iban ligadas y eran irrenunciables. El operador se acogió a la legalidad, que permite a cualquier operador hacer una modificación unilateral del contrato que les une a sus clientes, avisando con al menos un mes de antelación y liberando de permanencias por tarifa. No había opción a renunciar a las mejoras con las que se justificaba la subida, por lo que varios clientes y Málaga decidieron emprender acciones legales contra la compañía, con el argumento de que Movistar había prometido que el precio de Fusión se mantendría "para siempre". Multas muy distantes en Málaga y Andalucía Movistar ya se había enfrentado individualmente con clientes afectados con distintos resultados, a favor y en contra, y las sanciones ahora llegan de Málaga y Andalucía. Ambas han dado la razón a los denunciantes, aunque mientras la multa de la Comunidad de Málaga se ha quedado en unos escuetos 30.000 euros, la de la Junta de Andalucía es de 6,23 millones de euros. Aun así, la asociación de consumidores cree que las sanciones son insuficientes, ya que según sus cálculos Movistar habría obtenido más de 600 millones de euros de ingresos extra gracias a las sucesivas subidas. En marzo dará comienzo un juicio en el que Málaga acude en nombre de más de 4.000 asociados, que podría suponer un varapalo para el operador, dependiendo de la sentencia que dicte el juez. Veremos que ocurre entonces. El anuncio por parte de Movistar de que, a partir del próximo 5 de febrero, subirá 5 euros el precio de parte de sus paquetes convergentes «Fusión»; así como la imposición de dos sanciones contra la compañía por parte de las autoridades de consumo de la Junta de Andalucía y de la Comunidad de Málaga, por una primera modificación de las tarifas de Fusión en abril de 2015, ha vuelto a poner de actualidad la situación en que quedan los consumidores ante las periódicas modificaciones unilaterales de tarifas por parte de las compañías de telecomunicaciones. A continuación, por medio de unas sencillas preguntas y respuestas, intentamos aclarar a qué productos afecta la última subida y qué opciones tienen los consumidores ante estas situaciones: ¿Afecta la subida a todos los productos «Fusión» de Movistar? No. Desde Telefónica España destacan que se va a incrementar el número de gigas por línea, pasando de 3 a 8 gigas. En este sentido, fuentes de la compañía, han destacado que esta modificación se va a comunicar a los clientes en la factura y que afectará a los productos que tienen dos o cuatro líneas móviles. Es decir, a «Movistar Fusión + con dos líneas móviles» que ahora tendrá 16 gigas a compartir, 8 por línea- y al «Movistar Fusión + con cuatro líneas móviles», que incrementará sus gigas a compartir de 12 a 32. Unas opciones que serán contratables para los nuevos clientes, aseguran estás mismas fuentes, a partir del citado 5 de febrero (tanto en el caso del ADSL a máxima velocidad como en el caso de fibra simétrica de 300 Mbps), y que para los clientes que ya tuvieran «Fusión» (con dos o cuatro líneas móviles) se les aumentaría de forma automática su factura mensual en 5 euros. Es decir, a unos 700.000 clientes. Una mejora que se estima en unos 30 euros, similar a cuando se solicita un incremento puntual en los datos del móvil. Como consumidor, ¿qué opciones tengo? Como comenta, abogado de Málaga especializado en Derecho del Consumidor, el artículo 9 del Real Decreto 899/2009 de 22 de mayo por el que se aprueba la Carta de Derechos del Usuario de los servicios de Comunicaciones eléctricas, permite «a cualquier compañía modificar las condiciones de un producto de forma unilateral: económica, de prestación de servicio...». Según este especialista, al consumidor le resta la opción de mostrar su desacuerdo y anular su contrato «sin ninguna penalización», por parte de la compañía. Añade que la compañía tiene la obligación de «comunicar al cliente estos cambios con un mes de antelación y, durante ese tiempo, tengo derecho a pensar si mantengo o no el contrato». Al respecto, avisa contra los casos en que este aviso viene incluida en la factura digital, ya que esta puede no leerse: «Esto genera muchas consultas, porque con el predominio de la firma digital, dejamos de examinar esta comunicación», reconoce. Un medio totalmente legal, a decir de este especialista, que añade que la legislación no concreta la forma en que la compañía tiene que comunicar estos cambios. Si no recibe nada, la decisión quedaría en manos de las autoridades de consumo correspondientes. ¿Hay posibilidad de que la compañía me mantenga en las mismas condiciones? No. Como reconoce el abogado de Málaga, «esta sería la solución que desearía el 99,9% de los clientes que nos llaman». Sin embargo, recuerda que «la Ley no da esa opción: O claudico o anulo el contrato y, posiblemente, cambio de compañía». Lo que sí recomienda este experto, además de asociaciones de consumidores como Málaga o Asgeco, es que si no se van a aceptar las nuevas condiciones conviene comunicarlo por un medio formal: carta certificada, correo electrónico, burofax, una queja ante una oficina de consumo, etc... «Si no lo comunico expresamente, la ley interpreta que estoy aceptando: con esta omisión, si no digo que renuncio, me cierro a la posibilidad de reclamar si la compañía me sigue facturando», advierte este abogado. En este sentido, reconoce que hay casos en que a algún operador le cuesta dar de baja un servicio. ¿Y si aprovecho para anular otros contratos que mantengo con la misma compañía, distintos a los de «Fusión»? Al respecto, advierte que la «rescisión mencionada va correlativa con el producto o tarifa que se está modificando». Es decir, que no vale aprovechar que el Pisuerga pasa por Valladolid para anular otros contratos diferentes al de «Fusión»: Si se ha adquirido otros productos de la misma operadora, y se rescinden a la vez, aquí se estará sometido a las posibles penalizaciones establecidas en cada acuerdo. El abogado de Málaga apunta que, «por ejemplo, ahora que los terminales móviles se financian a través de las compañías si te quieres dar de baja antes del periodo de financiación, te pedirían igualmente todos los plazos que queden por abonar». ¿Es aconsejable acudir a la vía judicial o al arbitraje de consumo, si soy un cliente original de Movistar Fusión? desaconseja la vía judicial, por costosa y «por requerir la intervención de un abogado y un interventor». En cambio, desde la Asociación General de Consumidores (Asgeco) apuntan que se podría reclamar desde una oficina de información al consumidor o desde una asociación al verse modificadas las características iniciales del Movistar Fusión. En este sentido, al igual que el experto de Málaga, avisan que las empresas pueden «cambiar las condiciones del contrato de manera unilateral, siempre que avisen y lo notifiquen con un mes de antelación». Esta misma Asociación menciona la vía del arbitraje de consumo, «donde muchos consumidores han ganado, ya que si te habían prometido la tarifa X durante toda la vida, en esta situación, recomendamos recurrir para que se aplique la misma o una próxima». Si no, en una línea similar a la de otros especialistas, «buscar otras opciones dentro o fuera de la compañía y, sin olvidar, que te pueden aplicar una penalización por rescindir otras tarifas que no tengan que ver con Fusión». En una línea similar se mueve el portavoz de Málaga, quien también ha apuntado al arbitraje de consumo y recordado que esta Asociación mantiene abierta una demanda contra Telefónica por la primera subida de la tarifa de Movistar Fusión en abril de 2015, que ha sido admitida por el Juzgado de lo Mercantil número 8 de Málaga, en la que se han personado 4.156 personas, y cuya audiencia previa se celebrará el próximo 7 de marzo. «También algunos consumidores han ido a tribunales, a los juicios rápidos, pero a veces los jueces no se paran a hacer un análisis profundo de cada caso, por lo que ha habido de todo», apunta quien cree que una sentencia a favor de los denunciantes sería «histórica». Las comunidades autónomas de Andalucía y Málaga han impuesto a Telefónica multas de 6,23 millones de euros y 30.000 euros, respectivamente, por la primera subida de cinco euros aplicada en marzo de 2015 a sus paquetes de oferta convergente de Movistar Fusión. En concreto, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha resuelto este martes imponer una multa de 6,23 millones de euros a Telefónica tras la denuncia presentada por Málaga en abril de 2015. En concreto, 870.000 euros son de multa por haber incurrido en prácticas como publicidad engañosa y cláusulas abusivas y el comiso de 5,36 millones de euros que la Junta considera que han sido cobrados ilícitamente. Málaga celebra que por fin un gobierno autonómico haya decidido multar a Telefónica por este “fraude masivo” que afecta a unos cuatro millones de clientes en toda España, pero critica el reducido importe de la sanción en relación a las cantidades cobradas fraudulentamente. Según las estimaciones de la asociación, la compañía ha ingresado alrededor de 630 millones de euros extra con las sucesivas subidas de Movistar Fusión, de los que más de 110 millones provienen de usuarios andaluces y alrededor de 70 como consecuencia del primer incremento, el que ha sido objeto de sanción. Málaga reclamará a la Junta acceso al contenido del expediente sancionador y la posibilidad de recurrir su importe, al considerar que no se ajusta al beneficio ilícito obtenido por la compañía, e interpondrá otra denuncia ante la autoridad de protección al consumidor andaluza para reclamar nuevas sanciones y el comiso del beneficio ilícito obtenido por Telefónica con las dos subidas que aplicó con posterioridad a la que ha sido objeto de esta multa. La asociación subraya que a día de hoy, los usuarios han pagado ya hasta 166 euros de más por las tres primeras subidas aplicadas en las tarifas de Movistar Fusión. La primera, de cinco euros, tuvo lugar en mayo de 2015; la segunda, de tres euros, fue en enero de 2016; y la tercera, de entre dos y cinco euros, en julio de este año. La compañía ha anunciado un nuevo incremento en algunas de sus tarifas de cinco euros para el próximo febrero. "Tutela de intereses generales" Por otro lado, la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Málaga ha impuesto a Telefónica una “sanción pecuniaria de 30.000 euros” por la primera subida de cinco euros de los paquetes de Movistar Fusión tras una denuncia presentada por la Asociación de Internautas. En la resolución, hecha pública por la asociación, señala que esta sanción tiene como objeto la tutela de los intereses generales de los consumidores, por lo que para la reparación individual de los daños y perjuicios el cliente debe acudir a los Tribunales de Justicia. La Asociación de Internautas remarca que este fallo de la Comunidad de Málaga pone en evidencia que Telefónica “ha cometido una infracción, pues al realizar una oferta diciendo que era 'para siempre', convenció a muchos clientes de elegirles a ellos en vez de a la competencia”. En su denuncia, la Asociación de Internautas exigía que Telefónica retirase la publicidad de la subida de precios por contradecir la anterior y mostrar claramente el engaño que escondía para el consumidor. A este respecto, incide en que, según la normativa europea, publicidad engañosa es “toda publicidad que, de una manera cualquiera, incluida su presentación, induce a error o puede inducir a error a las personas a las que se dirige o afecta y que, debido a su carácter engañoso, puede afectar su comportamiento económico o que, por estas razones, perjudica o es capaz de perjudicar a un competidor”. Por este motivo, la organización presidida incide en que la oferta inicial “debería haber sido respetada para todos los clientes de Movistar Fusión desde la fecha de la promoción hasta ahora”. La Asociación recuerda que cuando se lanzó Movistar Fusión en septiembre de 2012, el presidente de Telefónica España, , anunció que los precios de está oferta integrada de comunicaciones, “la más competitiva del mercado español”, eran “finales y para siempre”. Sin embargo, en marzo de 2015 Telefónica “sorprendía” con la noticia de que Movistar iba a subir cinco euros los precios de sus paquetes Movistar Fusión, hecho que varias entidades denunciaron ante distintos organismos de la Administración Pública, pero que hasta el momento sólo habían recibido “respuestas negativas evitando el problema”. En concreto, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMC) respondió a la Asociación de Internautas que no veía eso como publicidad engañosa y Autocontrol desestimó entrar a conocer del asunto por entender que Telefónica había retirado voluntariamente el 'para siempre' de la publicidad que hizo de Movistar Fusión. Telefónica eleva la presión comercial en el mercado español frente a Orange y Vodafone. Así, ante la llegada de la campaña navideña, Movistar ofrecerá a partir de mañana a todos los nuevos clientes ofertas del 50% de descuento durante seis meses en Fusión Contigo, la oferta integrada más económica de televisión, y en las tarifas de contrato móvil ‘Vive’. En un comunicado, la teleco ha explicado que, desde este viernes y hasta el próximo 10 de enero, aquellos que se den de alta en esta tarifa Fusión Contigo sólo tendrán que pagar 25 euros al mes, en lugar de 50 euros, durante los seis primeros meses de contrato y además de fibra, tendrán dos líneas móviles incluidas, una de ellas de regalo. Esta modalidad de contrato incluye fibra de 50 Mbps; llamadas nacionales ilimitadas a cualquier operador desde el fijo; Movistar+ para disfrutar de la televisión desde cualquier dispositivo, con toda la TDT, el canal #0 y más de 6.000 películas; y dos líneas móviles (200 min de llamadas nacionales a fijos y móviles, 0 céntimos minutos, 2GB al mes de datos) . En caso de que el cliente contrate la fibra de 300 Mbps la cuota será de 31 euros al mes durante el primer semestre, en lugar de 62 euros. Movistar ofrece también al 50% de descuento durante el mismo periodo a quienes se den de alta en cualquiera de las tarifas de contrato móvil Vive antes del 10 de enero de 2017. Así, Vive 45 (5 GB, llamadas, SMS ilimitados y Multisim) tendrá un precio de 22,50 euros al mes; Vive 34 (2,5 GB, llamadas y SMS ilimitados) 17 euros mensuales y Vive 26 (1,5 GB, 200 minutos de llamadas gratis con el establecimiento de llamada incluidos, SMS ilimitados -10 primeros 20 céntimos) 13 euros de cuota. Los nuevos clientes que elijan una de estas opciones también podrán disfrutar de tres meses gratis de Nubico, el servicio de lectura digital por suscripción, cuyo precio habitual es de 8,99 euros al mes. Además, Telefonica continuará ofreciendo gratis y como degustación durante dos meses, a todos los clientes que contraten cualquier modalidad de Movistar Fusión+, el paquete Premium Extra de Televisión que incluye todos los canales de Fútbol, Motor, Selección de Deportes, Cine y Series, y todas las funcionalidades –multidispositivo, grabación ilimitada en red, últimos siete días, multiacceso en el hogar, control del directo, ver sin conexión, mosaico,…- que hacen de Movistar+ la mejor TV de pago del mercado. Así, estas Navidades los usuarios de Movistar+ podrán disfrutar, entre otros contenidos, del clásico del fútbol nacional, Real Málaga-Barcelona. Buenas noticias si tienes fibra con Movistar de 30 MB, ya que desde el día de hoy es posible pedir el aumento de velocidad que se anunció no hace mucho y que se pasa, de forma gratuita, a disponer de 50 MB. Por lo tanto, hablamos que casi se duplica la rapidez con la que se realizan las transferencias de datos sin que esto suponga gasto alguno. Así, se da un salto cualitativo por parte de la operadora. Pero para conseguir esto se tiene que pedir a la compañía, y desde el día de hoy el plazo está abierto. El caso, es que una vez que se ha realizado el proceso, se pasa de tener 30 a 50 Mbps con una conexión simétrica (si eres de los que no tenías esta opción, es otra de las ventajas que vas a conseguir). Por lo tanto, merece la pena “perder” algo de tiempo para realizar el proceso que, además, no es especialmente complejo. Alta en Mi Movistar Cómo conseguir el cambio Lo cierto es que no es nada complejo y lo que se tiene que hacer es utilizar algunas de las tres vías que ofrece la operadora. Un ejemplo es el teléfono 1004 gratuito que tienen, donde es posible contactar con operadores. En nuestro caso, hemos realizado la llamada oportuna y nos han remitido a la página web de Movistar para completar el proceso. En esta, a la que es posible entrar en este enlace, y en el apartado Mi Movistar ingresando el usuario o contraseña que se tenga (si no es así se puede conseguir rápidamente utilizando para ello el número de teléfono y el DNI del titular) y una vez dentro es sencillo localizar el lugar en el que se pide el cambio de velocidad -lo encontrarás en el último lugar al desplegar el menú superior denominado Atención al cliente, entonces comenzará el proceso de compra en el que sólo debes aceptar y, entonces, se activará en un máximo de 24 horas-. Incluso, este proceso es posible hacerlo con la aplicación propia para dispositivos móviles que tiene la operadora. Pedido de cambio de velocidad en Movistar Sea como sea, es realmente sencillo conseguir pasar de 30 a 50 MB en la fibra de Movistar si que cueste absolutamente nada. Y desde hoy es posible realizar el proceso de una forma bastante sencilla , en especial si se utiliza la página web de Movistar. Para estar seguro si el cambio de velocidad se ha producido o no, siempre puedes recurrir a la página web Test de velocidad de ADSLZone o, en su defecto, conseguir el cliente para iOS y Android, que también son muy efectivos. Con el paso del tiempo ha ido perdiendo protagonismo, pero la permanencia que imponen los operadores de telefonía móvil sigue existiendo, y bien puede ser de permanencia con el operador, o bien también de permanencia en una tarifa en concreto. Teniendo en cuenta que los plazos de estos compromisos con el proveedor de servicios alcanzan los 24 meses en algunos casos, a la mayoría de los consumidores se les olvida en qué mes y año comenzó el contrato, luego también el tiempo restante de la permanencia, así como el importe correspondiente a la penalización por anulación de la misma. Consulta si tienes permanencia en tu móvil con el operador o la tarifa, cuántos meses te quedan y el importe de la penalización por cancelar el contrato También te puede interesar Las tarifas móviles más baratas con llamadas gratis ilimitadas Las mejores tarifas para los que más datos móviles consumen Vuelve a Yoigo la SinFin con 20 GB y llamadas gratis ilimitadas por 29 euros al mes La portabilidad afecta al cambio de tarifa, siempre y cuando sea de ese tipo. Y afecta en las bajas de servicio, portabilidades a otro operador o migraciones con cambio de operador y paso de contrato a tarjeta, o al revés. En estos casos limitan al consumidor en tanto que se puede efectuar el cambio, pero asumiendo el pago de una penalización que, desde tiempo atrás, no tiene un importe fijo sino que cada día que pasa se resta la parte proporcional al importe máximo. Y para consultar estos detalles, sencillamente hay que consultar a través del operador con que se tienen contratados los servicios de telefonía móvil. Cómo saber si aún te quedan meses de permanencia con tu operador En el caso de Movistar, en la página web Mi Movistar el cliente puede acceder a la sección Datos Personales y, aquí, en el menú Compromisos de Permanencia se pueden revisar los detalles de todas las líneas. El inicio y fin del contrato de permanencia, así como el importe en concepto de penalización. Y en el caso de Vodafone, desde Mi Vodafone también encontramos los mismos detalles en el menú Compromisos de Permanencia, algo que se puede consultar también desde la app oficial a través de Mis Servicios > Contrato de Permanencia. Siendo cliente de Orange, también hay un área de clientes en la página web, donde introduciendo nuestro número de teléfono podremos comprobar, en la sección Mi Línea > Compromisos de permanencia, exactamente los mismos detalles. Y por último, en caso de ser clientes del operador Yoigo, no se hace a través de Internet sino enviando un mensaje tipo SMS desde el teléfono inteligente al número 622 con la consulta, y a continuación nos envían todos los detalles correspondientes. Movistar comenzará a cobrar a sus clientes de telefonía móvil desde este miércoles el consumo de datos una vez se supere el paquete contratado por el usuario, manteniendo así la máxima velocidad de navegación, salvo que solicite expresamente la opción de navegar a velocidad reducida sin coste adicional. La compañía ha informado a sus clientes durante las últimas semanas en sus facturas de que a partir de 18 de mayo de 2016, una vez superada la franquicia de datos incluida en la tarifa contratada, seguirán navegando a máxima velocidad en modalidad de pago por uso a un precio de 1,5 céntimos por MB. Sin embargo, los usuarios podrán cambiar llamando gratuitamente al 223528 este importe máximo y fijarlo en 0 euros, en cuyo caso la operadora no aplicará al cliente el pago por uso mientras no solicite modificar nuevamente el límite o cambie de contrato. Movistar ha fijado el límite máximo de navegación que se tarificará en la modalidad de pago por uso en 1 gigabyte adicional al mes, por lo que el impacto máximo que puede tener este cambio en la política de la compañía en la factura del usuario será de 15 euros al mes. “Superada la franquicia de datos y el límite que elija podrá seguir navegando a velocidad reducida sin coste adicional”, asegura la operadora. Por otro lado, Movistar también ha ofrecido a los usuarios la posibilidad de resolver su contrato con la compañía sin penalización antes del 18 de mayo si no están conformes con este cambio, sin perjuicio de otros compromisos, llamando gratis al 1004 o al 1489. Movistar ha activado la simetría en sus conexiones de banda ancha fija desde el pasado 7 de mayo, tanto para clientes actuales como para nuevos abonados a la fibra óptica. El cambio de velocidad afecta a las modalidades de 30 y 300 megas, que anteriormente tenían estas velocidades sólo en descarga, pero ahora también en subida. Y para su activación, bien podemos recurrir a la aplicación Mi Movistar desde el teléfono inteligente o tableta, o bien podemos solicitarlo a través del número de teléfono de atención al cliente propio del operador, el 1004. ¿Cuánto tarda en activarse el servicio de velocidad simétrica en fibra óptica de Movistar? También te puede interesar Las tarifas convergentes más baratas: fijo, móvil, fibra óptica o ADSL y televisión ¿Cuál es la oferta de fibra óptica más barata? Internet en casa sin teléfono fijo ¿qué tarifas ofrecen los operadores Después de la llamada al 1004 o la solicitud de activación desde la aplicación del operador, el cambio debería tardar apenas unos minutos. En este cambio para las modalidades de fibra óptica, gratuito para los abonados a una oferta convergente y con un coste de 5 euros al más para los clientes de fibra óptica, se puede experimentar un corte de la línea de Internet de apenas unos minutos, y automáticamente se restablece el servicio pasado este tiempo. Después de este corte es cuando, automáticamente, los 300 megas simétricos -o 30 megas, según la tarifa- estarán funcionando. ¿Cómo sé si ya tengo los 300 megas simétricos de Movistar? Y para comprobarlo, bien podemos llamar al operador de nuevo a través del 1004 y solicitar una comprobación de la activación del servicio, o bien podemos hacerlo nosotros mismos utilizando un test de velocidad. El anterior se puede ejecutar desde el ordenador, a través del navegador web, pero también hay aplicaciones para Android y iOS. No obstante, lo ideal es probar la velocidad desde el ordenador, y haciendo uso de una conexión cableada para no registrar pérdidas por la red WiFi. En el caso de conexiones de fibra óptica y con conexión por cable Ethernet en el ordenador, la velocidad debería superar ligeramente los 300 Mbps tanto en descarga como en subida. Sin embargo, desde el teléfono inteligente o la tableta sí que podemos registrar velocidades notablemente inferiores en función de las especificaciones técnicas de nuestro router, así como de la configuración de red y su cobertura. sube la presión comercial. La operadora ha puesto en marcha una promoción de descuento en la cuota en todas sus tarifas Vive de un 50% durante tres facturas completas. Según ha comunicado la compañía al canal, el periodo de disfrute de esta promoción se extenderá desde la fecha de contratación hasta cumplimentar las tres citadas facturas completas. La contratación se podrá realizar desde el 25 de Abril hasta el 17 de Mayo. En este sentido, las altas realizadas entre del 1 al 13 y del 18 al 30-31 de cada mes se les descontara el 50% durante tres facturas completas. A su vez, las altas entre el los días 14 y 17 de cada mes se les descontara el 50% durante las tres siguientes facturas y tres días adicionales. De igual forma, no tendrá compromiso de permanencia ni penalización. La promoción se aplicará a nuevas altas, portabilidades y migraciones de Vive. Incluirá la venta asistida y la venta automática, y será contratable solo por el canal online. Cuando tomó las riendas de Telefónica el año 2000, el grupo ya era un gigante de las telecomunicaciones, pero su influencia se centraba fundamentalmente en España y algunos países de Latinoamérica. Por aquel entonces, la antigua compañía pública, que había sido completamente privatizada el año anterior, era la empresa española que más ganaba. Durante el ejercicio 1999 logró superar la barrera de los 300.000 millones de pesetas de beneficio (1.800 millones de euros), algo que nunca había logrado una firma nacional. Sin embargo, sus cuentas ya ofrecían señales de alarma. Cuando Alierta sustituyó a Juan Villalonga como presidente, la filial de telefonía fija –Telefónica España– estaba en números rojos. Las principales fuentes de ingresos de la compañía durante al año precedente fueron las salidas a Bolsa de filiales como TPI-Páginas Amarillas, Terra e Infonet (solo en Estados Unidos), y la venta de activos considerados no estratégicos como Temasa (dedicada a tender cables submarinos) y el grupo editorial Recoletos. Si las cuentas de 1999 ya presentaban algunos graves interrogantes sobre el futuro del grupo, el ejercicio 2000 supuso el pinchazo de la burbuja puntocom –el Nasdaq tocó su máximo histórico en los 5.048 puntos, que hoy en día aún no ha reconquistado–. En marzo, las acciones de la antigua filial de Telefónica, Terra, se desplomaron, e iniciaron una senda bajista de la que ya no se recuperarían. De hecho, seis años después la compañía (una pionera de los contenidos online), acabó reintegrándose en el grupo tras su fiasco bursátil. Expansión internacional Aunque en los años noventa fue cuando Telefónica comenzó a realizar las primeras adquisiciones fuera de España (en Chile, Brasil o Perú), no fue hasta la llegada de Alierta a la presidencia cuando el grupo realizó su apuesta decidida por la internacionalización. Durante su mandato, la teleco española compró Cesky Telecom (República Checa), adquirió activos de BellSouth en varios países de América Latina (2004), desarrolló Vivo en Brasil de la mano de Portugal Telecom (en 2010 se hizo con el control total) y cerró la mayor operación de una compañía española hasta la fecha: la adquisición de los activos de O2 en Reino Unido, Alemania e Irlanda (2006). En las cuentas de resultados de 1999 (las últimas, antes de la llegada de Alierta), Telefónica Internacional aportaba al beneficio del grupo tan solo el 22% del total. Actualmente, los ingresos procedentes de fuera de España representan cerca del 75%. Cambio del modelo de negocio Hace 16 años, Telefónica ya vislumbraba que el desarrollo de internet y del teléfono móvil sería la gran apuesta de futuro para el sector de las telecomunicaciones. Pero por aquel entonces era tan solo una promesa de futuro, y el pinchazo de la burbuja puntocom evidenció que las previsiones de ingresos de muchos de los proyectos de transformación digital habían pecado de optimismo. Durante el ejercicio 1999, Telefónica Móviles (aún no se había convertido en Movistar), aportaba menos de un tercio de los beneficios del grupo, mientras que ahora, este tipo de tecnología es la principal fuente de ingresos de Telefónica. Fue precisamente en ese ejercicio cuando Telefónica lanzó su primer servicio de línea ADSL. A día de hoy, el grupo se ha convertido en un conglomerado con un alto grado de diversificación, tanto por países, como por negocios: telefonía fija y móvil, banda ancha para acceso a internet, fibra, televisión de pago... Vaivenes en la capitalización bursátil El valor actual de Telefónica es de algo menos de algo menos de 50.000 millones de euros, aún lejos de los máximos históricos que marcó justo antes de la última crisis financiera global: en 2007 llegó a tener una capitalización bursátil de más de 110.000 millones de euros. Cuando tomó el mando de Telefónica, el mercado valoraba en grupo por encima de lo que lo hace ahora (en julio de 2000 la capitalización bursátil que Bloomberg calcula para la compañía era de algo más de 75.000 millones de euros). Ahora bien, por aquel entonces la crisis de las puntcom apenas había comenzado en España y las valoraciones aún estaban hinchadas. En los años posteriores, el valor de Telefónica llegó a caer por debajo de los 40.000 millones de euros. Un buen negocio para el accionista A pesar de las fuertes fluctuaciones que ha registrado la acción de Telefónica en los últimos 16 años (durante los que se han vivido dos fuertes recesiones en los países desarrollados), el balance global para los accionistas ha sido positivo. De acuerdo con los cálculos realizados desde la compañía, entre 1999 y 2015 Telefónica ha generado un retorno total para el accionista del 120% (teniendo en cuenta la evolución bursátil de los títulos, más los dividendos que han ido cobrando). Así que un particular que comprara 'matildas' al final del siglo pasado, habría más que duplicado su inversión durante este periodo. Este buen desempeño sitúa a las acciones de la compañía española como una de las más rentables del panorama europeo. En este mismo periodo, las acciones de Telecom Italia han registrado un retorno negativo del 63%, las de la holandesa KPN del -57% y las de France Telecom -48%. Viaje de ida y vuelta con los contenidos Durante el mandato de Alierta, Telefónica ha ido variando su estrategia respecto a la generación de contenidos para el gran público. Dos años antes de su llegada, el grupo había constituido Vía Digital, una plataforma de televisión con satélite, que durante años compitió con Canal Plus. El año 2003, después de las turbulencias provocadas por el pinchazo de la burbuja puntocom, Vía Digital se acabó fusionando con su competidor, para dar lugar a Canal Satélite Digital (reconvertida en Sogecable). En 2008, Telefónica decidió desvincularse de este negocio, y vendió su participación en Sogecable al grupo PRISA (editor de Cinco Días), pero en 2016 recompró este negocio, para integrarlo en sus plataforma de televisión a la carta, bautizada ahora como Movistar +. Las comunidades autónomas de Andalucía y Málaga han impuesto a Telefónica multas de 6,23 millones de euros y 30.000 euros, respectivamente, por la primera subida de cinco euros aplicada en marzo de 2015 a sus paquetes de oferta convergente de Movistar Fusión. En concreto, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha resuelto este martes imponer una multa de 6,23 millones de euros a Telefónica, de los que 870.000 euros son de multa por haber incurrido en prácticas como publicidad engañosa y cláusulas abusivas y 5,36 millones de euros corresponden al comiso por el dinero que la Junta considera que ha sido cobrado ilícitamente. En rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo andaluz, ha explicado que tras las investigaciones realizadas quedó probado que Telefónica de España realizó publicidad engañosa, con la agravante de reiteración, infracción que se sanciona con 350.000 euros. Asimismo, la empresa introdujo cláusulas abusivas en los contratos en perjuicio del consumidor y usuario, lo que conlleva una sanción de 220.000 euros, y no atendió los requerimientos efectuados por la Administración (300.000 euros). De acuerdo con la legislación autonómica de consumo, las tres infracciones se sancionan en la mitad superior de las tipificadas como muy graves, al haberse cometido de forma voluntaria y continuada, tener una alta repercusión en el mercado, afectar a un gran número de personas y estar vinculadas a servicios de uso ordinario y generalizado. A estas circunstancias agravantes se añade también la derivada de que la empresa cometió las infracciones valiéndose de su posición dominante en su sector. Fuentes de Telefónica han anunciado que recurrirán la decisión de la Junta de Andalucía ante la propia Junta o por vía contencioso-administrativa en la Audiencia Nacional y han rechazado que exista un comportamiento ilícito en la subida de precios, tal y como refleja el hecho de que casi la totalidad de las sentencias judiciales emitidas hayan sido favorables a Telefónica. Málaga celebra que por fin un gobierno autonómico haya decidido multar a Telefónica por este "fraude masivo" que afecta a unos cuatro millones de clientes en toda España, pero critica el reducido importe de la sanción en relación a las cantidades cobradas fraudulentamente. Según las estimaciones de la asociación, la compañía ha ingresado alrededor de 630 millones de euros extra con las sucesivas subidas de Movistar Fusión, de los que más de 110 millones provienen de usuarios andaluces y alrededor de 70 como consecuencia del primer incremento, el que ha sido objeto de sanción. Málaga reclamará a la Junta acceso al contenido del expediente sancionador y la posibilidad de recurrir su importe, al considerar que no se ajusta al beneficio ilícito obtenido por la compañía, e interpondrá otra denuncia ante la autoridad de protección al consumidor andaluza para reclamar nuevas sanciones y el comiso del beneficio ilícito obtenido por Telefónica con las dos subidas que aplicó con posterioridad a la que ha sido objeto de esta multa. La asociación subraya que a día de hoy, los usuarios han pagado ya hasta 166 euros de más por las tres primeras subidas aplicadas en las tarifas de Movistar Fusión. La primera, de cinco euros, tuvo lugar en mayo de 2015; la segunda, de tres euros, fue en enero de 2016; y la tercera, de entre dos y cinco euros, en julio de este año. La compañía ha anunciado un nuevo incremento en algunas de sus tarifas de cinco euros para el próximo febrero. La multa de la Comunidad de Málaga Por otro lado, la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Málaga ha impuesto a Telefónica una "sanción pecuniaria de 30.000 euros" por la primera subida de cinco euros de los paquetes de Movistar Fusión tras una denuncia presentada por varias asociaciones como la Asociación de Internautas y Málaga. En la resolución, hecha pública por la asociación, señala que esta sanción tiene como objeto la tutela de los intereses generales de los consumidores, por lo que para la reparación individual de los daños y perjuicios el cliente debe acudir a los Tribunales de Justicia. La Asociación de Internautas remarca que este fallo de la Comunidad de Málaga pone en evidencia que Telefónica "ha cometido una infracción, pues al realizar una oferta diciendo que era 'para siempre', convenció a muchos clientes de elegirles a ellos en vez de a la competencia". En su denuncia, la Asociación de Internautas exigía que Telefónica retirase la publicidad de la subida de precios por contradecir la anterior y mostrar claramente el engaño que escondía para el consumidor. A este respecto, incide en que, según la normativa europea, publicidad engañosa es "toda publicidad que, de una manera cualquiera, incluida su presentación, induce a error o puede inducir a error a las personas a las que se dirige o afecta y que, debido a su carácter engañoso, puede afectar su comportamiento económico o que, por estas razones, perjudica o es capaz de perjudicar a un competidor". Por este motivo, la organización presidida incide en que la oferta inicial "debería haber sido respetada para todos los clientes de Movistar Fusión desde la fecha de la promoción hasta ahora". La Asociación recuerda que cuando se lanzó Movistar Fusión en septiembre de 2012, el presidente de Telefónica España, , anunció que los precios de está oferta integrada de comunicaciones, "la más competitiva del mercado español", eran "finales y para siempre".

No hay comentarios:

Publicar un comentario