martes, 4 de noviembre de 2014

Movistar Habla ocio

tarifa movil barataHoy nos vamos a centrar en las marcas de las operadoras móviles de Telefónica, Moviline y Movistar. Esta ha sido su evolución: Moviline Moviline fue para muchos la marca pionera de telefonía móvil, aunque en realidad no la primera. Nació como marca comercial del servicio de telefonía móvil analógica en 1990. A lo largo de los 80, Telefónica ya comercializaba tecnologías anteriores de este servicio, aunque bajo su propia marca, con el nombre de Telefonía Móvil Automática. El logo de Moviline, como el de Movistar, siempre estuvo muy ligado al de Telefónica. No he localizado un logo anterior a 1993, cuando el cambio del Telefónica por uno más dinámico y en cursiva hizo que su logo se escribiese también en cursiva. En 1994 adoptó además el símbolo de la T de Telefónica, que no abandonaría hasta que de nuevo su matriz cambiase de logo y se viese obligado a adoptar uno provisional que resultó ser el mismo que en 1993, sin símbolo. Parece como si el cambio de logo de la madre hubiera pillado de improviso a los hijos. Moviline tuvo un último logo antes de su desaparición (que se produjo en diciembre de 2003), en el que aparecía como una submarca del nuevo logo de Telefónica sobre su ya tradicional color amarillo. Sin embargo, en esta etapa el grupo se concentró en Movistar y la comunicación de Moviline fue prácticamente nula, por lo que es desconocido para mucha gente. La incógnita es, ¿cómo era el logo de Moviline antes de 1993, cuando Telefónica tenía su tradicional marca redonda? Esperemos que algún comentarista pueda darnos una pista. Movistar La otra marca de telefonía móvil de Telefónica surgió en 1995. Como su posicionamiento era la tecnología digital GSM en contraposición a la analógica de Moviline, Telefónica le dio una imagen muy similar a la de su hermana pero con gran profusión de estrellas, satélites, planetas… muy en la línea futurista que trataba de transmitir. De ahí llegó su particular color azul que no ha abandonado nunca. Cuando Telefónica adoptó su logo actual, Movistar también quedó algo descolgado, recurriendo como Moviline durante unos meses a un logo provisional que era el mismo pero sin el símbolo de la T, hasta que se decidió construir su imagen con un sistema de familia que, en un principio se iba a aplicar a todas las divisiones de Telefónica (hogar, empresas, etc) pero que acabó siendo exclusiva de las operadoras móviles. Esto llegó a afectar al nombre, que pasó a ser Telefónica Movistar, acompañado de un posicionamiento mucho más joven: el móvil había dejado de ser cosa de ejecutivos y médicos rurales. En 2004, Movistar estrenó un nuevo logo, coincidiendo con la unificación de varias compañías de telefonía móvil que había adquirido en Latinoamérica. Por primera vez, la marca Movistar tenía un símbolo propio, que además estaba preparado para funcionar de manera totalmente independiente de la marca Telefónica. De esta manera se pretendía ir a por el público más joven que sentía algún rechazo ante la marca histórica. Sin embargo, nunca se atrevieron a utilizar Movistar en solitario, y a los pocos meses de estrenarlo, adosaron en todas sus aplicaciones el logo de Telefónica. El cambio de 2010 fue un rediseño algo más sutil desde el punto de vista gráfico, aunque la marca experimentaba un gran cambio: pasaba a sustituir a la propia Telefónica como marca comercial de telefonía fija, televisión e internet. Un movimiento parecido al de France Telecom, que decidió unificar todo su negocio bajo la enseña Orange. La marca Movistar fue actualizada, eliminando los principales fallos del símbolo, como el exceso de sombras y reflejos de la M, y mejorando la legibilidad del logotipo. La versión horizontal de la marca pasa a ser la principal para darle más importancia al nombre, y el color azul corporativo se aclara, convirtiéndose en un degradado que simula un cielo, marca de identidad de la nueva marca. Movistar es una de las marcas más conocidas del país. La que nació como la marca de la telefonía GSM de Telefónica ha pasado por muchas etapas, ha estado subordinada a su madre, ha gozado de libertad y en la actualidad es (en teoría) la única marca comercial de la compañía para telefonía fija y móvil, internet y televisión. Aprovechando estos más de 20 años de historia y su reciente rediseño, vamos a hacer un repaso por sus diferentes etapas: 1993: El nacimiento. Es curioso, pero Movistar y Moviline nacieron a la vez, al menos como marcas: en 1993. Telefónica ya ofrecía telefonía móvil analógica antes de ese año, pero bajo su propia marca (con el nombre de TMA, Telefonía Móvil Automática), y fue en el 93 cuando lanzó su marca MoviLine. También en este año registró la marca MoviStar, aunque no empezaría a usarla hasta 1995, cuando se lanzara la telefonía móvil digital. Por lo tanto, ambas marcas son gemelas, y sus nombres ya se eligieron para que MoviStar sonara más “avanzado” y aspiracional que MoviLine. En cuanto al tipo de nombre, durante los 90 Telefónica apostaba por nombres que sonaran tecnológicos y anglosajones, siempre con dos partes. Así nacieron MensaTel, TeleLine, InfoVía… y por supuesto, MoviLine y MoviStar. 1995: El lanzamiento comercial Finalmente, en el verano de 1995 se lanza MoviStar. Con menos cobertura que MoviLine, su principal baza era que podíamos utilizar el móvil en otros países europeos (MoviLine solo funcionaba en España) y los servicios que la tecnología digital ofrecía, como mensajes, transmisión de datos, más claridad de voz o identificación de llamada. Por eso toda su comunicación está llena de planetas, espacio, estrellas, satélites… Gráficamente, el logo seguía la misma estructura que el de MoviLine: el símbolo de la T de Telefónica de 1993 junto a la wordmark. Solo que en este caso, en vez de verde y azul era verde y dorada. Un aire más premium. 1999: El logo provisional En 1999, Telefónica cambiaba de logo para empezar a competir en telefonía fija por primera vez en su historia. Y me da la impresión de que nadie se molestó en decírselo a sus “hijas” porque de un día para otro MoviStar y MoviLine se quedaron colgadas con un icono que se había quedado viejo de repente. Durante algunos meses, lo que hicieron fue simplemente seguir con su marca de siempre, quitándole la T. Pero ya se veía que eso no iba a tener mucho recorrido: todos los códigos visuales estaban demasiado unidos a la anterior imagen de Telefónica. 2000: Telefónica MoviStar Y por fin llegó el rediseño también a Movistar. Si en la anterior imagen tenía su nombre “atado” al de Telefónica, en esta no iba a ser menos. La marca pasaba a ser Telefónica MoviStar, con una versión del logo de Telefónica más compacta que en un primer momento se pensó en utilizar para todas las submarcas pero que finalmente se dejó solo para las de telefonía móvil. 2004: Llega la M En 2004 Telefónica compra todos los activos de BellSouth en América Latina y decide unificar todas las marcas en una: movistar, ahora escrito con minúscula. Buscan que la compañía de móvil se vea más joven y rompedora, desligarse un poco de la imagen de Telefónica que para muchos jóvenes era aburrida y tradicional. Para ello lanzan el primer imagotipo de Movistar: una M redondeada y brillante en 3D, que podía interactuar en situaciones reales y formar parte de palabras. La campaña de lanzamiento, con un enorme teaser, llenó durante una semana todo el país de emes. Como curiosidad, durante sus primeros meses hubo una versión secundaria de la M en color azul, destinada para fondos blancos. Esta “hermana pequeña” no tuvo mucho éxito y se retiró silenciosamente al poco. 2008: Vuelve Telefónica Movistar Si en la etapa anterior lo que querían era construir una marca independiente de Telefónica, se ve que se arrepintieron. En 2008 la M se encierra en un cuadrado junto a Telefónica, volviéndose una imagen inflexible y mazacote. 2010: Movistar se queda al mando En 2010 Telefónica da un giro por sorpresa y se elimina a sí misma como marca comercial, dejando a Movistar como único nombre para sus servicios de internet, telefonía fija, telefonía móvil y televisión (antes llamada Imagenio). Era un movimiento similar al que estaban llevando a cabo otras telecos a lo largo del mundo, como Orange, sin ir más lejos. Para su nuevo papel como marca general, la M se pulió un poco. Se eliminaron algunos reflejos, su color azul de fondo se hizo más claro y pasó a representar el cielo, patrimonio común de todos los países en los que estaba presente la marca (no me lo invento yo, lo dice Interbrand). El resultado fue una marca ordenada, agradable y muy icónica. 2015: El refresh de marca Yo creo que Telefónica se aburre si no toca las cosas de vez en cuando. Movistar estaba genial con su imagen, era coherente y ordenada y el mundo era feliz. Pero empezaron a surgir aplicaciones raras, colores no corporativos y la impresión general de que alguien ahí dentro había perdido el manual de identidad y no tenía mucha intención en recuperarlo: Surgieron también proyectos como Movistar Series, y después Movistar+ que redibujaban la M encerrándola en un círculo o convirtiéndola a colores planos: series-plus Y todo esto cuajó en un rediseño muy sutil de la marca, en el que se ajustaron algunas cosas de la etapa anterior. Desaparecían las “ventanas” contenedoras de texto en los anuncios, así como las nubes. La tipografía corporativa se hacía más fina y surgía una secundaria que imitaba la escritura a mano, y la wordmark en la versión vertical de la marca se hacía más pequeña. logo_portada_64_movistar Paralelamente, Movistar+ se volvía a rediseñar y ya apostaba directamente por el color plano. Y por cierto, con la M en azul, algo que llevábamos sin ver desde 2004. 2016: El nuevo rediseño En 2016 Movistar vuelve a pegar otro cambio. Abandona cualquier forma en 3D, incluso la wordmark ya no aparece en la mayoría de aplicaciones. Como ya avanzaba Movistar+, vuelve la versión azul de la M. ¿Cuánto durará esta marca? Los delincuentes, cada vez más, se valen de distintos recursos para engañar a las personas. Ahora, utilizan a los usuarios de telefonía móvil para atraparlos con supuestos premios. Son varios los que han caído en la trampa y en lugar de recibir regalos o dinero, han terminado siendo víctimas de fraude. habló con los operadores de telefonía celular Tigo y Telefónica Movistar sobre cómo aprender a identificar cuándo se trata de una estafa o de una campaña real hecha por estas compañías. Para tener en cuenta El remitente de los mensajes de texto fraudulentos es un número celular, mientras que cuando las compañías de celular hacer concursos los envían desde un código corto –que son máximo hasta de cinco dígitos-. Los operadores de telefonía móvil piden a sus usuarios responder o enviar mensajes al mismo número corto. En los mensajes fraudulentos se pide a los usuarios comprar pines, hacer consignaciones o llamar a un número para reclamar su premio. Los operadores NO solicitan hacer llamadas a un número PBX o a un número celular. Los usuarios de telefonía móvil no ganan premios sin razón. Por lo general, debe participar en las promociones mediante el envío de mensajes de texto a un código corto específico. Toda la información de dichas promociones se encuentra disponible en las páginas Web de los operadores. En ocasiones los mensajes fraudulentos contienen errores de ortografía. En el caso de los enviados por los operadores no es así (excepto por tildes o algunos caracteres que no aplican y por acortar palabras). Las compañías de celular NO piden cuentas bancarias para realizar consignaciones, ni piden información personal a través de un correo electrónico. En los mensajes fraudulentos se les informa a los usuarios que ganaron. Tigo, por ejemplo, solo informa a los ganadores de sus concursos mediante una llamada telefónica en presencia de un delegado de la Secretaría de Gobierno quien valida el procedimiento. Un operador de telefonía móvil NO hace concursos y premiaciones en conjunto con los demás operadores. No es factible por ejemplo, que Movistar realice un concurso con Comcel o con Tigo. Las compañías de telefonía móvil NUNCA le solicitarán dirigirse a un cajero para introducir o decodificar un código de verificación. Las premiaciones solo se realizarán en sus oficinas o en la de alguno de sus patrocinadores. Quiero advertir a todos los usuarios de Movistar de una nueva práctica de márketing engañosa para incrementar sus arcas, estafando a sus clientes. Cuento mi caso, que no es el único, al menos en Vitoria, que es donde vivo. Tengo contratado ADSL+llamadas. Desde hace mes y medio vengo sufriendo constantes interrupciones del servicio de ADSL. Estas interrupciones nunca superan las 24 horas. Antes de esta tiempo el servicio se restablece. Estos corte se han convertido en algo sistemático. Cada vez que se corta el servicio hago la correspondiente llamada telefónica al 1004. Del protocolo al que soy sometido no se libra ni Dios: "Apague y encienda el router", "Compruebe si tiene los microfiltros bien conectados".... Después de esto siempre me dicen que darán aviso para que el técnico se pase por mi casa. Siempre digo, muy claramente, que no quiero técnicos en mi casa porque la avería no esta en mi domicilio. Pues bien, pese a todo, en la tercera o cuarta llamada me envían dos técnicos a mi casa sin yo solicitarlo. No se si sabréis que ahora Movistar cobra este servicio por el que cobran 50 euros solo por el desplazamiento. Al llegar los técnicos a mi casa les digo que yo no he solicitado a ningún técnico. Ellos me dicen que no hay problema, que el servicio ADSL ya esta restablecido (lo compruebo en el ordenador y efectivamente ya funciona) y que se trataba de "un cable suelto de la centralita" (palabras textuales). Ellos me dicen que sólo vienen a hacer unas comprobaciones con su ordenador portatil. Mi gran error fue dejarles pasar ya que en la factura del siguiente mes me cobraron 50 EUROS DE MÁS en concepto de "DESPLAZAMIENTO DE TÉCNICO A DOMICILIO". Ante mis quejas para que me devuelvan esos 50 euros, recibo una carta desestimando mi reclamación y sintiendo comunicarme que el importe de mi factura es correcto. Ahora, la reclamación la voy a presentar en consumo. No se si esta vía para reclamar será efectiva pero he de intentarlo. Espero haber explicado bien el caso para que no dejéis entrar a técnicos de Movistar en casa, siempre y cuando estéis seguros que la avería no es vuestra. Haces bien en reclamar en Consumo. El problema es que al final ganarás y devolveran el dinero pero mientras tanto Movistar reclamando el dinero. A mí me migraron de 6 Mb a 10 Mb hace unos días y desde entonces de repente no tengo conexión un par de veces al día, voy a mirar el router y de ruido de bajada esta en 0 o incluso negativo, reinicio el router y al volver a sincronizar funciona de nuevo. La calidad de Telefónica Movistar está bajando en picado. llamé al 1004 (MOVISTAR) para informarme de unas ofertas que anteriormente, via telefónica, me habían facilitado los operadores de la propia compañía, pero que yo en su momento no pude atender. Pues bien, las ofertas que me habían facilitado los primeros operadores ya no existian. De todas formas yo, interesado por adquirir un nuevo mobil, decidí seguir insistiendo haber que me ofertaban. Finalmente contraté la Tarifa 8 y se me regalaba el Nokia X6 a 0€ de coste. En dicha tarifa, por teléfono, se me ofertaron las siguientes características: Llamadas en días laborales a 8cent/minuto SIN coste alguno de establecimiento de llamada (y digo sin porque me sorprendió, y insistí preguntando si era cierto varias veces, a lo que me contestaron en todas ellas un si rotundo). 500 minutos gratis los fines de semana con todo. Mobil,teléfono,Vodafone,orange,etc. Un coste mínimo de 12€/mes, con un descuento del 50% hasta nuevo año. Es decir, 6€ coste mínimo. En principio todo muy bien, todos muy amables, el problema llegó a la vez que la primera factura, cuando para mi sorpresa vi que era elevadísima (al menos para lo que es habitual en mi). Las llamdas sin establecimiento, eran en realidad con establecimiento, luego cada llamada rondava mínimo los 16/17 céntimos (llamas de 15 segundos de duración, no más). Los 500 minutos gratis, se dividieron entre 2, quedando en 250 min. Y lo peor, y lo que más me ha molestado es la última condición. Los 12€ de coste mínimo ( es decir, yo gasto 5 euros en llamadas y pago 12, pero si gasto más, pago lo que gaste) eran en realidad una cuota fija a la que había que sumar las llamadas( si yo gasto 5 o 6 o 20€, yo pago los 12€ más los 5, los 6 o los 20, en función de lo que yo haya gastado), y por supuesto el 50% de descuento no ha aparecido por ningún lado, ni parece que lo vaya a hacer. A partir de este momento he estado horas con el teléfono en la oreja llamando al 1004 para que me dieran explicaciones, me corrigieran el posible problema,etc,etc. Durante esas horas ellos me han estado pasando de uno a otro operador a los cuales he estado contándole el mismo problema una y otra vez y finalmente te cuelgan y no ha valido para nada. Mi pregunta es, ¿yo realmente puedo denunciar a la compañía y salir victorioso?, es decir, yo podría hacer valer como prueba en un juicio las llamadas en las que ellos te informan que te van a grabar y en las cuales te dicen todo lo que he expuesto al principio y de lo que han cumplido pocas cosas. Ayer me pasó lo mismo... se presenta un instalador de Telefonica (que yo no solicité) me dice que hay unos cables sueltos y emite un albarán facturando 50 euros por desplazamiento. Cuando llamé al 1002 para reportar incidencia sobre los cortes intermitentes en internet me dijeron que efectivamente había un error en los parámetros y que desde Central lo arreglarían. Al día siguiente, aparece este instalador, me dice que hay unos cables sueltos, y "recetita de 50 euros". No firmé, y estoy convencido que los cargarán en la próxima factura y que reclamar la devolución será imposible... ya veremos el próximo mes Hace unas semanas millones de usuarios de Movistar, específicamente aquellos que tienen contratado el paquete Movistar Fusión, recibieron una carta en la que se les comunicaba que a partir del próximo 5 de mayo de 2015 el precio de su paquete iba a aumentar en 5 euros al mes. Este paquete implica tener en un mismo contrato el teléfono fijo, móvil y en muchos de los casos también la televisión. Lo justificaban en una mejora de los servicios, específicamente en un aumento de la velocidad de internet y de cobertura y de una televisión diferencial. Cuando Telefónica publicitó este paquete , en sus diversas modalidades en el comunicado de septiembre de 2012 anunció que: “Los precios de Movistar Fusión serán precios finales y para siempre”. Esta subida del precio en cada recibo mensual se trata de una conducta ILEGAL de Telefónica si finalmente lo aplica. Esta OFERTA COMERCIAL tiene VALOR CONTRACTUAL, por tanto vincula a la parte ofertante a su CUMPLIMIENTO. Si Movistar no respeta esta condición contractual, estaríamos ante PUBLICIDAD FRAUDULENTA de la compañía telefónica y por tanto se estarían vulnerando los derechos de millones de CONSUMIDORES. Ninguno de los consumidores afectados ha solicitado un aumento de velocidad de internet ni una mejora de servicios, que se ha establecido en este caso de manera unilateral cambiando las condiciones contractuales iniciales. ¿Qué puede hacer el consumidor ante la futura y próxima aplicación de esta subida? -Exigir a MOVISTAR el CUMPLIMIENTO DEL CONTRATO y por tanto, que no se aplique ninguna subida en el precio del recibo mensual. El consumidor también podrá SOLICITAR LA BAJA comunicando en el 1004 y de manera fehaciente que no se está de acuerdo con la subida de precios impuesta de manera ilegal. La solicitud de baja AÚN TENIENDO PERMANENCIA, no tiene que comportar ningún tipo de penalización ya que es MOVISTAR quién no ha cumplido con las condiciones contractuales y quién debería hacerse cargo de abonar a los consumidores esas penalizaciones. -También se puede solicitar el cambio de tarifa en la misma compañía sin ningún perjuicio para el consumidor. ¿Has recibido una cadena de WhatsApp relacionada con un número que te cobrará 1.500 euros? Pues te no alarmes ya que la OCU no ha informado sobre este supuesto peligroso número. Realmente se trata de una cadena de mensajes que pretende alarmar a los usuarios y se hace pasa por la OCU y por Telefónica, usándolas como fuente. Lo cierto es que no han dado esta información y no pueden cobrarnos 1.500 euros por llamar a un número. Un mensaje como “Si os llaman No llaméis para ver quien os llamó. Es un telefono trampa. Os cobrarán la llamada a 1500 €. Es una información de las asociaciones de consumidores. Pásalo” llega a través de WhatsApp para informar sobre esta estafa. Y la realidad es que el mensaje sí que es una estafa. Por tanto no debemos pasar la cadena, que es un bulo, ya que ni la OCU ni Telefónica han publicado esta información sobre tal número. Te interesa: Cuidado con la estafa de 1.000.000 de euros que llega por SMS Imagen La estafa de 1.500 euros del número: ¡descubre qué es realmente! ¿Qué ocurre si llamo? Probablemente nada. Si llamas a un número móvil o fijo se te cobrará la tarifa que tengas contratada. Ningún número estándar nos cobrará 1.500 euros por llamar. Solo los números premium o SMS Premium podrían hacerlo. Y ciertamente si llamamos a este tipo de números que nos dejan una llamada pérdida quizás intenten meternos en una estafa diciendo que enviemos un SMS a números como 25655, que sí es de tarificación adicional. Cómo identificar un número premium Si queremos saber exactamente cuáles son los números premium a los que no debemos llamar, estos son: comienzan por 25, 27, 28, 29, 35, 37, 39, 79 o 99 y se componen de 5 a 7 cifras. Su coste varía entre 1,2€ y 6€. Además también hay prefijos de teléfonos fijos como los 803, 806, 807, 907 o 905 además del conocido 902. Estos números no nos llamaran y aun así recordemos que por recibir una llamada en nuestro país no nos pueden cobrar. Te interesa: La CNMC publica 10 números fraudulentos de SMS premium Consejos para números extraños Lo aconsejable es que desconfiemos de números extraños, tanto para llamar como para recibir. ¿Por qué? No porque nos cobren por llamar sino porque pueden ser una estafa. Especialmente no deberíamos llamar o incluso coger números desconocidos. Imagen La estafa de 1.500 euros del número: ¡descubre qué es realmente! Por ejemplo, algunos nos quieren ofrecer un supuesto trabajo o que hemos ganado algo pero tenemos que enviar un SMS a tal sitio o dar algunos datos. Ahí reside la auténtica estafa. La Guardia Civil ha detenido a un hombre de treinta y cinco años de edad, comercial de telefonía que operaba en la comarca de Guadix, y cuyos clientes eran fundamentalmente empresas, como presunto autor de un delito de estafa continuada del que han sido víctimas trece empresarios. A este individuo también se le han imputado ocho delitos de falsificación de documentos y otros ocho delitos de suplantación de identidad. El detenido, mientras trabajó durante el año 2013 como comercial compañía de telefonía que tiene su sede en Granada, adquirió fraudulentamente ochenta y un terminales de telefonía móvil de alta gama con contratos falsos, en los que utilizó presuntamente los datos de algunos de sus clientes y falsificó las firmas de estos. De los ochenta y un teléfonos móviles conseguidos de forma fraudulenta, la Guardia Civil ha averiguado y documentado que el detenido ha vendido cuarenta y siete teléfonos a través de un establecimiento de la localidad de Las Gabias y que ha obtenido con la venta un beneficio de más doce mil euros. La Guardia Civil continúa investigando, no obstante, el destino dado al resto de los teléfonos. Los agentes encargados de la investigación sospechan que pueden haber sido vendidos a través de internet, o bien le han servido al detenido para captar clientes en la nueva compañía de telefonía en la que ahora trabaja. Esta investigación comenzó cuando uno de los empresarios estafados acudió al Puesto de la Guardia Civil de Benalúa para denunciar que su compañía de telefonía lo estaba engañando, ya que estaba pagando una factura mayor de la que había contratado y que el plazo de mínima permanencia en dicha compañía había aumentado sin que a él le hubieran informado de ello, ni hubiera firmado ningún nuevo contrato. Los agentes del Área de Investigación de Fardes, que está ubicada en el Puesto de la Guardia Civil de Diezma, se hicieron cargo de la investigación y sus pesquisas han desvelado que al menos trece empresarios, entre ellos el denunciante de Benalúa, fueron estafados. MODUS OPERANDI El detenido presuntamente falsificó nuevos contratos a nombre de las empresas que figuraban en su cartera de clientes, modificó las cláusulas contratadas y falsificó la firma de sus clientes para formalizar dichos contratos y conseguir nuevos teléfonos. El detenido incluso llegó a utilizar los puntos que sus víctimas habían acumulado durante su estancia en la compañía para también adquirir teléfonos de alta gama. Estas presuntas falsificaciones de contratos ocasionaban a los clientes un incremento en sus facturas de teléfono, así como aumento del tiempo obligatorio de permanencia en la compañía, y penalizaciones cuantiosas en el caso de querer abandonar la compañía. Sin pretenderlo, al buscar en Google “Pagos Movistar”, mi blog se ha posicionado en la primera página de resultados, justo detrás del dominio oficial de la compañía telefónica. Esto ha provocado que me lleguen consultas desde mi formulario de contacto como si un servidor fuera un erudito en el tema. Está claro que no es así, y que mi condición de tuerto en el país de los ciegos está creando falsas expectativas a los que recurren a mi para solucionar sus problemas. No tengo ni conocimientos legales ni tiempo para ayudar individualmente a terceros, pero siempre aprovecho mis casos particulares para contribuir indirectamente con otros usuarios con problemas similares. En esta ocasión una suscripción emoción a “TapToFun” en el móvil de mi hija me obligó a tener que volver a indagar sobre como detener el incremento de 2,99€ semanales que reflejaba mi factura de Movistar. Bloquear los SMS Premium (Mensajería Premium), darse baja en “Suscripciones emocion” (Acceso a contenidos) y suspender el servicio de “Pagos Movistar” El 11 de febrero de 2013 cometí un error y me di de alta, desde mi terminal Android, en una suscripción a Mensajes Premium de “Pagos Movistar”. En aquel momento no existían los medios para poder librarse fácilmente de un servicio que en mi opinión era inútil, y mi indignación me hizo escribir un artículo que iba actualizando con cada paso de mi particular guerra administrativa. ENLACE AL ARTÍCULO “¡Cuidado con los “Pagos Movistar” y los servicios a terceros !” Finalmente pude terminar con mi pesadilla, y desistí de recuperar lo que para mi era unos cargos indebidos. Como yo hice, y volveré a hacer en este nuevo caso, la mayoría de afectados se conforma con detener la sangría económica y no enzarzarse en disputas legales por unas cantidades relativamente pequeñas. Si como en mi caso lo único que pretendéis es darse de baja en las suscripciones a contenidos de “emocion”, suspender los servicios de suscripciones a terceros (“Pagos Movistar“) y bloquear la recepción de SMS Premium, estos son los pasos que tenéis que seguir. 1º “Pagos Movistar” Los “Pagos Movistar” son servicios a terceras compañías que se facturan a través de Movistar. Desconozco los acuerdos o beneficios pactados entre ellas, por lo que no puedo publicar mis teorías. Date de alta Una vez “Logueado”, comprueba si tienes suscripciones activas y date de baja en caso de tenerlas. Accede al formulario de ayuda rellena los campos con tu NIF/CIF o Número de documento identificativo con el que diste de alta tu linea, en el tipo de consulta selecciona “Suspender servicio” y en la consulta escribe “Suspender el servicio de Pagos Movistar de mi linea” (En el extraño caso de que te arrepintieras puedes volver a rehabilitar el servicio), y le das a enviar. Un mensaje de confirmación de envío aparecerá y ya solo queda esperar a la respuesta. 2º “Suscripciones emoción” o acceso a contenidos y bloquear los SMS Premium. Son los servicios contratados a través de las aplicaciones de Movistar que vienen instaladas en los terminales que adquirimos al contratar en sus tiendas. Lo primero que recomiendo es eliminar cualquier rastro de ellas (Iconos de “emoción”, juegos incorporados con anuncios, etc). No es posible bloquearlas como en el caso de los “Pagos Movistar”, y la opción de darse de baja en emoción es un error, ya que nos quedaríamos sin internet y solo podríamos conectarnos a través de redes WiFi. Date de alta Yo inicié este foro (Solicitud baja suscripción emocion Comunidad Movistar) y me solucionó el problema. Tienes que abrir un nuevo tema y escribir exactamente esto “Quiero darme de baja en todas las suscripciones “emocion” a las que esté suscrito en mis lineas, así como restringir el uso de los SMS Premium de las mismas. Gracias” (Hoy, tres meses después de escribir este post he comprobado que muchos lo han hecho…aunque nadie se haya dignado a escribir una mensaje en este artículo) En el foro me han preguntado como abrir un nuevo tema, y me he dado cuenta de que no es demasiado fácil, sobre todo si se quiere poner en el apartado que yo lo puse, así que añado aquí el Enlace para abrir un nuevo tema en el apartado de “Ayuda Gestiones, Contratos y Factura Móvil” Poco después un “comercial /administrador de foros” te responderá y solicitará que le envíes tus datos “DNI y lineas” para poder gestionar las bajas. Hazlo y habrás terminado con el problema. ¿Llamar al 1004 o escribir en los foros de la Comunidad Movistar? Como colofón a este artículo, os recomiendo encarecidamente el uso de los foros como medio para solucionar cualquier tipo de problema que pueda surgir con Movistar, primero porque, a diferencia de las llamadas al 1004, queda constancia escrita de nuestra consulta y lo que nos contestan y sobretodo porque, por lo menos en mi caso, los “comerciales /administradores de foros” son realmente eficientes y cordiales. Como ejemplo, intentaron responder a estas incomodas preguntas que les hice: “…Aprovecho la ocasión para preguntar si hay algún motivo lógico para que estas suscripciones no aparezcan en “pagos movistar” ya que facilitaría poder solventar estos errores sin la necesidad de perturbar a los moderadores de los foros.Otra duda que me no termino de entender es la necesidad de registrarse de forma independiente en diferentes subdominios de movistar como el anteriormente citado “Pagos.Movistar” o en “porser.movistar” en lugar de gestionarse desde el dominio principal.“ “Navegando por los foros de la comunidad he visto que es imposible protegerse de volver a caer en suscripciones no deseadas dándose de baja de emocion, porque eso significaría que solo nos podríamos conectar a Internet mediante una conexión WiFi. ¿Existe alguna manera de imposibilitar el cobro de cualquier servicio Premium, ya sea de pagos a terceros o de emocion? ¡De no haberla, Movistar debería de añadir esa posibilidad ya que la gran mayoría de los usuarios solo queremos disfrutar de los servicios de llamadas y datos, sin llevarnos sorpresas de cargos añadidos a nuestras facturas! En este artículo explico qué son los SMS Premium y las Alertas SMS y cómo escapar de las estafas relacionadas con estos servicios. Los SMS Premium son mensajes de texto por los que el usuario paga un precio superior al de la tarifa normal, para recibir un servicio a cambio (un tono, un juego o la participación en un concurso). En cambio, las Alertas de SMS son servicios de suscripción por los que el usuario paga por cada mensaje que recibe en su terminal. Los SMS Premium se han convertido en una forma habitual de pagar servicios u obtener ingresos extraordinarios a través del “sistema de micropagos”; mientras que, desafortunadamente, las alertas SMS han degenerado en su mayoría en sistemas fraudulentos de obtener dinero de usuarios inexpertos de telefonía móvil. En el caso de los SMS Premium, el negocio consiste en ofrecer al usuario de telefonía móvil una serie de servicios y contenidos digitales (juegos, tonos, fondos de pantalla) para su terminal, que se pagan mediante el envío de uno o una serie de mensajes de texto. El precio de éstos se incluye en la factura del mes y tienen un coste muy superior al habitual: un sms tradicional cuesta 0,12€ (aprox.); en cambio, un sólo sms premium puede llegar a alcanzar 1,20 euros. A pesar de la profunda crisis que estamos atravesando, el negocio de los sms premium está resultando uno de los más exitosos y de mayores beneficios, según se desprende de informes económicos de las propias compañías: Mblox gestiona más de 500 millones de dólares al año ($500.000.000) en transacciones vía móvil. Esto es debido a varios factores entre los que se encuentran la necesidad artificial de personalizar el terminal y consumir contenido digitales; pero también la oscuridad en las condiciones de contratación, los desinformación sobre procedimientos para cursar una baja, los precios de los sms… La recepción de mensajes con coste (Alertas SMS): Una de las modalidades más lucrativas de servicios sms consiste en las Alertas SMS, es decir, en la recepción por parte del cliente de mensajes con coste: El usuario, animado por el sorteo de un coche o un jugoso premio en metálico, envía la palabra ALTA a un número de 4 cifras. Inmediatamente, el número de móvil de este usuario pasa a formar parte de una lista de distribución, a la que la empresa X enviará una cantidad indeterminada de mensajes por los que cobrará entre 0,15 y 0,30€ por cada sms recibido por los usuarios, hasta un máximo de 18€/mes. El engaño reside en que al cliente nunca se le avisa de que va a suscribirse a un boletín de pago por el que va a recibir 30 mensajes por semana, al coste de 0,15 euros por sms recibido. En otras ocasiones, sí se le advierte pero por medio de una frase en scroll horizontal al pie de la pantalla, una ventana emergente o similares métodos de difícil lectura. Asimismo, aunque resulta habitual que la compañía responsable del envío de los SMS remita al usuario en una primera comunicación, tras el alta de éste, las instrucciones para gestionar la baja del servicio, los usuarios suelen eliminar siempre este mensaje a su recepción, por lo que a partir de ese momento no tendrán ni podrán conseguir información sobre cómo darse de baja. La desinformación es la baza principal con la que juegan estos servicios de Alerta SMS. Y la mejor forma de lograrla es mediante el empleo de datos falsos de contacto, oficinas de información sin personal que hable español (el idioma del cliente) y una larga lista de intermediarios nacionales y extranjeros que hacen practicamente imposible al usuario encontrar la fuente de los mensajes. Uno de los ejemplos más recientes que he tenido la oportunidad de estudiar es el de la empresa TMGES, responsable del envío de sms con coste para el cliente. A continuación presento un breve resumen de datos y conclusiones sobre el caso: La empresa TMGES no tiene página web informativa ni consta en los directorios de empresas disponibles al público. Tampoco existe registro de su base de datos personales en la Agencia Española de Protección de Datos ni está inscrita en el Registro Mercantil. Sin embargo, es el origen de miles de mensajes de texto que cada día hacen de los usuarios de terminales móviles en España un infierno. Esta empresa envía sus mensajes desde el número 7840. Y más tarde descubrimos que para cursar orden de baja hay que enviar un sms con la palabra BAJA al mismo número (mensaje que, por supuesto, la empresa cobra al precio de 0,30€). ¿Pero quién más está detrás de TMGES? Los intermediarios generan desinformación: Los intermediarios son la clave de la cadena de desinformación urdida por algunas de las compañías de SMS premium y similares para mantener enganchados a los clientes a sus servicios. En el caso de TMGES, encontramos un gran número de ellos. Éstos son los principales intermediarios que encontramos: Telefónica Movistar: Información Telefónica (1004) y el Servicio de Atención al Cliente Movistar confirman que la empresa responsable es Mblox. Y que las gestiones de baja deben tramitarse a través de esa empresa final. Mblox: Ésta empresa del Reino Unido tiene en España una pequeña oficina comercial no abierta al público. En su número de atención al cliente español atienden sólo en inglés y niegan toda responsabilidad en cuanto a los sms premium y de coste, aunque se reconocen intermediarios del envío. Telmex Argentina: La empresa Mblox nos facilitó un número () de Telmex Argentina para gestionar la baja, que resultó ser también falso. Wixawin: Para poder gestionar la baja de los SMS enviados por TMGES, en el caso que llavamos en Abogados, tuvimos que contactar a través de e-mail puesto que el número teléfono de contacto facilitado por esta empresa resultó ser falso. TMGES: Ésta es la empresa responsable del envío de los sms con coste en el caso concreto que llevamos. Consejos para no caer en el engaño de los SMS Premium y Alertas SMS: Evita siempre que puedas los servicios basados en sms premium y alertas SMS. Desconfía de los concursos y sorteos que requieran enviar un SMS para jugar. Evita aquellos que requieran enviar la palabra ALTA. Esta palabra es la más usada en servicios de suscripción de pago. Antes de enviar un mensaje, consulta detalladamente las condiciones del servicios: Coste por mensaje, número de sms necesario para descargar el contenido o para participar en el sorteo, etc. Marcate un límite económico: no envíes mensajes de un coste superior a 0,30€, por ejemplo. Guarda siempre el primer mensaje recibido ya que suele contener las instrucciones para cursar la baja. Consejos para salir del engaño de las Alertas SMS: Darse de baja: El método más habitual para darse de baja de un servicio de SMS es enviar BAJA al número de 4 dígitos desde el que recibes los mensajes o a aquel que la compañía te haya indicado. Si darse de baja resulta imposible, consulta con una Asociación de Consumidores para que puedan ayudarte a ejercitar una acción de cesación (es decir, para que logren que dejes de recibir mensajes). Recuperar el dinero estafado: Previo a la reclamación: Guarda las facturas que ya te hayan cobrado. Si aún quedase alguna por cobrar, habla con tu operador móvil para que te envíe una “factura desglosada”, de tal forma que puedas decidir qué gastos pagar y cuales no de los consignados en la misma. Reclamación previa: Se debe dirigir reclamación por escrito a la empresa responsable del envío de las Alertas SMS. En caso que se vaya a interponer finalmente una demanda por vía judicial es importante que quede constancia documental de esta primera reclamación a la empresa prestadora del servicio no solicitado. Por lo tanto, recomendamos realizar la comunicaión vía burofax con certificación de contenido y acuse de recibo a su domicilio social. También es recomendable formular la reclamación, adicionalmente, vía correo electrónico. Consulta sobre vías de reclamación: Se recomienda dirigir escrito de consulta sobre vías de reclamación a la Dirección General de Consumo de tu Comunidad Autónoma y a la Oficina Municipal de Información al Consumidor (O.M.I.C.) de tu localidad. Reclamación a través de Asociaciones de Consumidores: Estas asociaciones tienen, por lo general, más fuerza ante órganos decisorios y pueden entablar acciones conjuntas con las reclamaciones de sus asociados. Consulta las que Asociaciones que hay en tu Comunidad en la página de Consumo. Reclamación judicial: Se desaconseja excepto en casos de cuantías elevadas. Las vías de reclamación judicial son la penal por delito de estafa (que debe superar los 400€) y la civil. Espero que esta breve explicación sobre los SMS Premium y Alertas SMS, así como la guía sobre cómo evitar la estafa os sirva de ayuda. Todos los comentarios, sugerencias y consejos son bienvenidos. Nota: Me escriben de Nvia para ofrecer su foro y su blog informativo a todos aquellos que queráis más información sobre servicios basados en sms. En particular, considero que el foro puede ser un lugar más que idóneo para que todos los que hayáis tenido problemas con SMS Premium y Alertas SMS podáis dejar vuestros comentarios, peticiones de ayuda o soluciones encontradas. Tu testimonio puede ayudar a mucha gente. ¡Y, por supuesto, os recuerdo que no todos los servicios basados en SMS son estafas, ni mucho menos! ¿Has oído hablar de los fraudes de servicios SMS Premium? Te explicamos en qué consisten. Los delincuentes en Internet intentan engañar a los usuarios de diversas formas para obtener algún tipo de beneficio. Los fraudes mediante servicios SMS Premium es una de las estrategias utilizadas para conseguir dinero de una forma relativamente fácil y sencilla. ¿En qué consiste el fraude de servicios SMS Premium? Utilizando técnicas de ingeniería social, los estafadores consiguen que el usuario facilite su número de teléfono móvil, para suscribirlo, sin el conocimiento de éste, a servicios Premium de SMS. Para engañar al usuario se utiliza: aplicaciones que supuestamente hacen algo sugerente para el usuario: conocer quién te bloquea de su lista de contactos, saber tu nivel de inteligencia, etc. correos electrónicos que suplantan la identidad de algún servicio, con mensajes atrayentes: un amigo te ha enviado un mensaje secreto. acceso a enlaces en sitios de descarga de archivos fraudulentos aplicaciones fraudulentas que se instalan en los dispositivos móviles sin la debida información al usuario publicidad, politonos, supuestos regalos, premios o sorteos, etc. La estafa se materializa cuando el usuario facilita su número de teléfono, para obtener lo que se le prometía, por ejemplo, la aplicación que supuestamente te dice lo inteligente que eres, el supuesto mensaje privado que te envió un amigo o la descarga gratuita de un programa. Lo que realmente está sucediendo es que, sin el conocimiento del usuario, se está suscribiendo a servicios SMS Premium el número de teléfono móvil facilitado, suponiendo un alto coste económico para el dueño del mismo, ya que, por cada SMS que se reciba en el móvil le cobrarán una cantidad económica que se verá reflejada en la factura mensual telefónica. Ejemplo de un fraude de SMS Premium utilizado para engañar a los usuarios Gancho utilizado Aprovechando el éxito entre los internautas de las redes sociales, circuló por Facebook la publicidad sobre un supuesto test de inteligencia que, con el reclamo «Te conoces a ti Mismo? Compare su nivel de inteligencia con tus amigos!», incitaba a pinchar sobre el banner publicitario. Imagen del anuncio utilizado como gancho Imagen: Málaga Cómo se materializa el engaño Este anuncio redirigía a una web, con un diseño similar al de Facebook, que contenía un formulario con varias preguntas. Sin embargo, para conocer los resultados del test, el usuario debía introducir su número de teléfono móvil. Un ambiguo mensaje explicaba que el coste sería de «solo 0,30 centimos/SMS». Si el usuario introducía su número de teléfono móvil, recibía un SMS con nueve dígitos que, al introducirlos en el campo indicado en el formulario de la web, mostraba un error explicando que el sistema sólo permitía un número de seis dígitos. Imagen del anuncio utilizado como gancho Imagen: Noticiasdot Sin embargo, el usuario recibía otro SMS en su móvil, instándole a enviar el código de los nueve dígitos, anteriormente recibido, al número [XXXX] para activar el supuesto servicio y recibir, de esta forma, el resultado del test inicialmente prometido. Una vez enviado el mensaje SMS, en lugar de los resultados del test, se recibían mensajes SMS que tenían un coste por su recepción para el usuario -los precios pueden oscilar llegando en ocasiones a costar hasta 1,5 euros por mensaje- y en los que se incluían enlaces a descargas para el teléfono móvil. El resultado El usuario, sin ser consciente de ello, se había suscrito a un servicio de SMS Premium por el que le supone un coste determinado cada mensaje SMS recibido. La factura telefónica se incrementaba enormemente por este servicio fraudulento, debido al gran volumen de mensajes recibido, además de la molestia continua por la recepción de los mensajes SMS en nuestro móvil. Recomendaciones para evitarlo Hace unos meses, el Gobierno alertó del aumento de este tipo de fraude en Internet y facilitó algunas recomendaciones a tener en cuenta: Para suscribirte a este tipo de servicios es necesario (siempre) que introduzcas el número de teléfono móvil en la página de Internet que ofrece estos servicios. Realizado el paso anterior, recibes en tu móvil una clave que debes volver a insertar en la misma página. En caso de que vayas a realizar esta operación, lee detenidamente las condiciones de la suscripción que suele figurar en la parte inferior de la página (debe comunicar que se trata de un servicio de suscripción de pago). Si tienes duda sobre el servicio, contacta con el servicio de atención al cliente de la marca comercial para dar respuesta a tus dudas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario