martes, 4 de octubre de 2016

La importancia del diseno grafico y la competencia

El diseño nos hace llamativos frente a nuestra competencia. El diseño gráfico nos diferencia de los demás. Sin lugar a dudas, la crisis financiera nos ha afectado a todos en mayor o menor medida, y tirando en general, más bien a lo primero. Pequeñas y medianas empresas que han tenido que cerrar, grandes empresas muy afectadas, aumento del paro e infinidad de autónomos que hemos quedado como barcos a la deriva…, por mencionar algunos de los principales problemas de nuestra sociedad. Después de una trayectoria profesional brillante, dentro de un prestigioso despacho de abogados, con treinta y cuatro años –y de un día para otro- me vi sin dinero y sin trabajo. El bufete estaba desbordado de problemas y no tuvo más remedio que prescindir de buena parte de su personal. Yo fui uno de ellos, como otros tantos compañeros. Hoy me alegro profundamente del cambio, porque me ha permitido mejorar en todos los aspectos y sobre todo, me ha proporcionado una enorme tranquilidad personal. Mi calidad de vida ha mejorado tanto, que algunas personas que me reencuentran después de varios años, no dan crédito. Dicen que estoy más joven, más guapo y mil veces mejor que antes. Pero el caso es que cuando ocurrió, se me vino el mundo encima. Tocaba sobrevivir y mantener el barco a flote a toda costa. Cansado de echar currículos en empresas que nunca me llamaban, decidí montar mi propio negocio. Y puesto que me gustaba mi trabajo, me decanté por crear mi propio gabinete de asesoramiento jurídico-fiscal. El primer planteamiento que me hice fue cómo darle difusión, y más tratándose de un sector copado de profesionales que ya tienen un nombre y una reputación. Entre ellos, yo aún no era nadie. Comencé a preguntar y me recomendaron que me hiciera un blog o web sobre mi especialidad, y que buscara a un especialista en posicionamiento web. La verdad es que yo nunca había tenido una web propia, más allá de las típicas redes sociales. Y ni siquiera las usaba mucho, porque mi trabajo me tenía absorbido la mayor parte del día. Gracias al que en mi opinión es uno de los mejores blogs de diseño gráfico, pude aprender infinidad de cosas y entender cómo debía orientar la imagen de mi web y de mi negocio. Pasé de no saber nada de webs a ser casi un experto. Entendí entonces la importancia de tener una óptima presentación en internet. En el comercio clásico, son muchos los elementos que nos llevan a elegir una tienda u otra en nuestro barrio, pero sin duda, un escaparate interesante capaz de llamar la atención del cliente, es una gran ventaja competitiva. Porque… ¿quién no se detiene –por ejemplo- ante las cristaleras de una confitería que expone su mejor y más apetecible selección de pasteles y bombones? Sin duda, es una tentación difícil de vencer. Yo quería que mi web fuera igual para el visitante. Hay gente que opina que el diseño no es importante, si tu web está bien posicionada y cumple su objetivo (que el potencial cliente te encuentre y finalmente te llame para contratar tus servicios). Pero yo no estoy de acuerdo. Igual que mi imagen personal es importante ante el resto de las personas, ya sean amigos, parejas, clientes u otros colectivos, también lo es el aspecto de mi web. De hecho, cuando estoy al otro lado, prefiero elegir en internet a empresas que tienen una buena presentación antes que a las que no la tienen. Por supuesto, esa imagen no siempre es garantía de calidad, pero por lo general, yo no me equivoco con estas cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario