jueves, 25 de febrero de 2016

Movistar negocio 24h 25

moviles samsung baratos libresLa Alerta de Desinstalación Le permite recibir y ver información detallada acerca de cómo la aplicación de el programa para espiar teléfonos móviles es borrada por completo del dispositivo monitoreado (o dañada parcialmente), por qué y en qué circunstancias ocurrió. Opciones de Soporte La Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, según documentación filtrada por Edward Snowden y otras fuentes, se dedica entre otras labores a la “investigación masiva” de dispositivos móviles. Como se ha demostrado, esto significa que, incluso en España, los teléfonos inteligentes son interceptados sin un blanco claro, todo ello “con la intención de prevenir el terrorismo”. Sí, es muy probable que estén espiando tu teléfono inteligente, pero puedes protegerte de esta forma. En decenas de artículos podemos encontrar consejos y trucos, así como software, para proteger nuestras comunicaciones. El problema es que también ha documentación que apunta a que la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos intercepta incluso fotografías. De hecho, Edward Snowden asegura que el organismo se mofa con la pornografía casera de miles de ciudadanos en todo el mundo. encryption. El usuario, nosotros, no puede tener control absoluto sobre la información que se almacena en su terminal. El software es vulnerable, en mayor o menor medida. Ahora bien, existen ciertas herramientas que pueden impedir que la información se intercepte con los sistemas “convencionales”, por lo que tendríamos ya que ser un blanco de interés para ser espiados. Y si lo somos, mejor será que no nos comuniquemos con un teléfono inteligente. El cifrado de extremo a extremo, o cómo decir “bye bye” a la NSA Muchas son las aplicaciones que incorporan cifrado de extremo a extremo para la comunicación instantánea, pero no todas son fiables. iMessage de Apple, por ejemplo, sólo cifra con un sistema seguro entre terminales iOS y, además, sólo cuando es conveniente según la velocidad y estabilidad de la red móvil. Ahora bien, tanto en iOS como en Android podemos utilizar Signal (iOS / Android), que permite las llamadas y mensajes con un cifrado de extremo a extremo seguro, y sin dependencias de este tipo. ¿Para nuestros archivos, fotografías y demás? En este punto, difícil es mantener una seguridad real. El cifrado de nuestro equipo impedirá que se abran los archivos sin introducir el código de desbloqueo, pero “a ojos de la NSA”, esta información es vulnerable de forma remota desde el momento en que nosotros lo mantenemos desbloqueado -el móvil-. Un malware instalado en el Smartphone puede grabar todas las comunicaciones del dispositivo, leer los emails o conseguir credenciales bancarias. Según el último informe de Kaspersky Laba a finales de 2013 la colección de malware móvil se situó en 189,626 muestras, pero sólo en el primer trimestre de 2016 se agregaron 110,324 nuevos programas de malware. Al final del trimestre se registraron 299,950 muestras en la colección. Los smartphones disponen de cámaras y sistemas GPS que permiten rastrear nuestra localización. En muchos casos, los usuarios piensan en proteger sus ordenadores portátiles y de sobremesa, pero no prestan la misma atención a los móviles, estos almacenan una gran cantidad de datos económicos e información personal sensible. Hoy en día, el método más utilizado para espiarnos a través del móvil es el rastreo de la señal, metodo que es imposible de detectar. Los ciberdelincuentes tienen muchas formas de tomar control de un teléfono móvil. Existen varias aplicaciones que permiten activar la cámara del teléfono móvil de manera remota, lo que facilita al criminal espiar a sus víctimas y reunir información para un posible robo. También existen programas maliciosos que encienden los micrófonos de los smartphones, y activan su GPS y localización, esto convierte al dispositivo en una herramienta de vigilancia. Un malware instalado en el teléfono puede grabar todas las comunicaciones del dispositivo, leer los emails o conseguir credenciales bancarias. un ejemplo: un ciberdelincuente podría acceder a una cuenta bancaria, dependiendo de la entidad y el portal, cambiar la contraseña, transferir todo el dinero a otra cuenta o incluso cambiar la dirección de email asociada a la cuenta y enviar una copia de la tarjeta de crédito. ¿Cómo evitar que nos espíen? Comunicaciones cifradas Utilizar programas de cifrado de datos puede ser una solución efectiva para evitar que nuestros mensajes sean interceptados. Al menos, obligaría a cualquier interesado en la información a descifrarla. Dentro de las aplicaciones gratuitas para móviles están Red Phone y Seecrypt, aunque esta última sólo durante los primeros meses. Una de las más populares es Silent Circle, La batería del móvil De este asunto se decía que Snowden en sus reuniones secretas guarda el móvil dentro de la nevera para evitar que emita señales. Algunos dispositivos emiten señales (pings) aun estando apagados. La solución sería quitar la batería si quieres asegurarte de que no localicen tu teléfono móvil. Utilizar una VPN Se define VPN como red privada virtual, en la cual la conexión hacia Internet está ‘disfrazada’ bajo otra dirección IP, con lo cual puedes enviar y recibir datos sin revelar tu verdadera identidad virtual. Private Internet Access: Este servicio encripta tu conexión y te ofrece una dirección IP anónima y que cambia constantemente para proteger tu privacidad. IPVanish: Este servicio tiene a su disposición “cientos de miles” de direcciones IP que te entregará de manera aleatoria, por lo que aseguran que ni ellos mismos saben a qué usuario se le otorgó cierto número de IP. Cyberghost VPN: Además de que te ofrece una dirección anónima de IP, permite que tus datos salgan de servidores de más de 23 países de todo el mundo, entre ellos Estados Unidos o Francia. Smartphone antiespías Se trata de un móvil diseñado exclusivamente para favorecer la seguridad de los datos. El teléfono desarrollado en España por la empresa Geeksphone lleva el nombre Blackphone y utiliza un sistema operativo que opera a través de servidores privados, llamado PrivateOS, que encripta los datos de voz y texto, lo cual lo hace más difícil de espiar. Sin embargo, si el usuario accede a redes sociales, aplicaciones y buscadores públicos, la seguridad podría ser vulnerada, ya que el mismo usuario le abrió la puerta al espía. Otras medidas efectivas: Sospechar de cualquier App que no hayas instalado tú mismo. Si no quieres estar localizado, desactiva el GPS del móvil pero algunas de sus mejores aplicaciones no funcionarán a la perfección También resulta efectivo encriptar los datos de nuestro móvil. El espionaje a escala global de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos desvelado por Edward Snowden sólo es la cúspide de una gigantesca pirámide en la que los estados se observan los unos a los otros y las grandes corporaciones practican el mismo ,deporte a escala industrial. Pero, gracias a la moderna tecnología, todos pueden jugar a ser espías: las empresas espían a sus empleados, las parejas se espían entre sí y hasta los padres espían a los hijos. Y tú, ¿espías o te espían? El juego de los espías dejo de ser cosa de unos pocos especialistas al estilo agente 007 desde que la informática, Internet y los móviles entraron en nuestras vidas. Siempre conectados, con buena parte de nuestra vida que se desarrolla en las redes y todos nuestros datos personales almacenados en servidores repartidos por el mundo, se ha producido lo que se puede llamar democratización del espionaje. Es parte del precio a pagar por tantas cosas buenas que nos da la tecnología. El GPS es un buen ejemplo de esa servidumbre. Bendita herramienta del mundo moderno, ya sea como un módulo separado, integrado en el navegador o en los móviles, el Sistema de Posicionamiento Global es el caso perfecto de doble uso de la tecnología. Y si no que se lo digan a los agentes de la Guardia Civil espiados por la propia Guardia Civil. La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) dictaminó recientemente que la Dirección General del Instituto Armado había infringido los derechos de los agentes al usar el GPS instalado en los coches oficiales para saber dónde se paraban y por cuánto tiempo lo hacían. Aunque al ser una administración pública la Benemérita no podía ser multada por una falta tipificada como grave, la AEPD sí la obligó a informar a sus agentes de que estaban siendo monitorizados. “Aunque se refiere al ámbito policial, esto es ampliable a cualquier otro supuesto laboral, donde a fin de cuentas se trata de entender que el dato de la localización de la flota son datos de carácter personal y por tanto sometidos al manto protector de la Ley Orgánica de Protección de Datos”, dice el abogado de ePrivacidad, Samuel. Los empresarios sí pueden espiar a sus trabajadores La jurisprudencia del Tribunal Constitucional deja claro que el jefe puede controlar los medios tecnológicos o informáticos que ponga a disposición del empleado, ya sea un vehículo, un móvil de empresa o el correo electrónico, para fiscalizar su buen uso. Pero este seguimiento tiene que cumplir un triple criterio: proporcionalidad, idoneidad y necesidad. En el caso de la Guardia Civil parecía que los cumplía pero, como recuerda, faltó el elemento clave, “informar previamente al trabajador de que la flota de vehículos de la empresa estará sometida a este tipo de control”. El mismo criterio es válido para el caso de los móviles de empresa. Pero no sólo espían los empresarios. También lo hacen las parejas. Hace un mes se conoció el caso de un joven burgalés que había instalado una aplicación espía en el móvil de su pareja. Aquí, obviamente, no se trata de un móvil de empresa y se entra en otro terreno. Alrededor de la geolocalización que permiten los modernos teléfonos se ha creado un gran negocio. En muchas ocasiones, es 100% legal y también 100% legítimo. En muchas otras, no. ¿Quién objetaría algo contra las apps que permiten localizar el móvil que nos acaban de robar? Incluso las operadoras cuentan con servicios como Aquí Estoy de Movistar, que permite a los padres saber dónde están sus hijos en todo momento o si se alejan demasiado de unas zonas de seguridad configuradas por sus mayores. Sin embargo, recuerda que los chicos también tienen derecho a la privacidad. “Los padres no pueden espiar a sus hijos en el sentido, por ejemplo, de instalar una aplicación oculta en su terminal (facilitado por el padre) para escuchar sus conversaciones telefónicas o incluso para saber dónde se encuentra”, mantiene. Otra cosa es que, como en el caso de los guardias civiles, el hijo lo sepa y haya prestado su consentimiento. El amante espía Donde no hay duda de su falta de legitimidad, además de su carácter ilegal, es en el caso del espionaje a la pareja. Al bufete de llegó en una ocasión una mujer “que se encontraba muy nerviosa” porque aseguraba que su jefe, que era a su vez su amante, le había puesto algún sistema espía en su teléfono para ver qué hablaba con su marido. “Sí, no es el típico caso del marido que espía a la mujer, sino del amante que la espía a ella”, comenta el abogado. “A pesar de lo sencillo que puede ser pinchar el teléfono de nuestra pareja, lo cierto es que no se dan muchos casos de este tipo para lo que realmente podría ser”, dice. Y es que, como bien dice, "no se necesitan amplios conocimientos de informática y seguridad para usar estas herramientas”. Sin embargo, el experto en seguridad informática de Eleven Paths, Chema Alonso, asegura recibir centenares de correos del tipo ¿Me ayudas a espiar a mi novia? o Quiero espiar a mi marido. “Todo el mundo quiere espiar a la gente”, asegura. HERRAMIENTAS PARA JUGAR A SER ESPÍA Con la ayuda de Eleven Paths, aquí tienes unas cuantas herramientas tecnológicas para el espionaje (o seguimiento, rastreo, control parental... como se prefiera). Son completamente legales, lo que puede ser ilegal es para qué se usen. Localizar el móvil. Tanto para iPhone como para Android hay decenas de apps para localizar el móvil (se supone que el propio) en caso de pérdida o robo. Muchos smartphones incluyen ya la opción de bloquearlo en remoto. Espionaje del móvil puro y duro. Con Cell Tracker, se puede saber dónde ha estado el móvil y, claro, su portador. Si eres el dueño, es puro entretenimiento. Pero si no es tuyo el móvil ya es otra cosa. Conversaciones de WhatsApp. Sí, los mensajes de WhatsApp que borras no se borran tan fácilmente. Recover Messages es un servicio de análisis forense que permite recuperar las conversaciones de WhatsApp. Ordenadores zombis. Hay herramientas llamadas R.A.T (de Remote Administration Tools) que una vez instaladas en un equipo, lo controlan todo. Y cuando se dice todo, es todo. Desde lo que se escribe hasta la webcam. Y, entonces, para protegerse ¿qué? Aquí van algunas ideas: No perder de pista el móvil e instalarle un programa antimalware. Sospechar de cualquier app que no hayas instalado tú mismo. Los más paranoicos pueden desactivar el GPS del móvil pero algunas de sus mejores aplicaciones no funcionarán a la perfección. Gestión de tus cuentas. Los expertos de Eleven Paths han creado Latch, una herramienta (que tiene versión app) que crea una especie de pestillos digitales para nuestras identidades online. Ya lo usan en Tuenti o la propia Movistar. han realizado el primer análisis, que se ha llevado a cabo entre octubre y noviembre de 2015, comparando las redes de las cuatro principales operadoras para descubrir cuál es la que ofrece el mejor servicio de voz y datos desde el punto de vista del cliente, concluyendo que la que destaca entre todas en este aspecto es la de Vodafone. El informe ha consistido en una serie de test basándose en la capacidad de rendimiento de las redes UMTS y LTE. Para ello, recorrieron aproximadamente 17,000 kilómetros en 13 ciudades españolas (Málaga, Palma de Mallorca, Salamanca, Valladolid, Zaragoza, Bilbao, Gijón y La Coruña.) con más de 100,000 habitantes, así como también ciudades más pequeñas y vías de comunicación. Ruta españa estudio P3Cada vehículo estaba equipado con ocho smartphones Samsung Galaxy S5 para el testeo de voz y cuatro Samsung Galaxy Note 4 para el testeo de los servicios de datos. Se evaluaron más de 6,900 llamadas, más de 55,000 muestras de voz, el acceso a más de 16,000 páginas activas y 8,000 transferencias de archivos HTTP para cada uno de los operadores. Las métricas incluyen la tasa de éxito en llamadas de voz y su calidad además de, en el terreno de los servicios de datos, se analiza la carga de archivos, la velocidad de descarga de datos y el acceso a páginas web y vídeos (tanto en calidad SD como en HD). tabla comparacion calidad operadores Vodafone es la que mejor red de telefonía tiene en términos generales En términos generales, Vodafone ha sido el operador que, de forma global, tiene la red de voz y datos de mejor calidad. Destaca especialmente en su comportamiento en grandes ciudades con tiempos de establecimiento de llamada más cortos así como ofreciendo la mejor calidad de voz. Del mismo modo, las llamadas de Vodafone obtienen el mejor resultado en pequeñas ciudades y carreteras de conexión que las unen. resultados calidad españa Además, también cuenta con los mejores resultados en cuanto a la conexión de datos, aupándose en este segmento por encima de las demás tanto en su conectividad en grandes como pequeñas ciudades. En este sentido, destacó por su acceso a webs en vivo y estáticas, así como en descarga de archivos, y a la hora de ver vídeos de YouTube en alta definición. Sólo falla, como veremos a continuación, en su eficacia en las carreteras que conectan las localidades, único punto en el que se ve superada por sus contrincantes. Calidad de la conexión de voz Calidad de la conexión de voz de los operadores españoles en 2015 En segundo lugar, y casi empatada con el tercero, llega Movistar que puntúa por detrás de Vodafone en casi todos los aspectos del informe, aunque en algunos como la calidad de voz en las pequeñas ciudades, prácticamente obtiene la misma nota. Únicamente destaca la incumbente sobre las demás en la calidad de la conexión de datos cuando estamos en carretera. Calidad de la conexión de datos en grandes ciudades Data_Big_Cities El tercer lugar, con apenas un punto menos que la anterior, está Orange, que superaría por poco la calidad de Movistar en las llamadas de voz dentro de las grandes ciudades y se colocaría por delante de Vodafone en su único punto débil, la calidad de la conexión de datos en carretera. Calidad de la conexión de datos en pequeñas ciudades Data_Small_Cities En última posición, y bastante detrás del trío de cabeza que pese a todo mantienen una calidad que se podría considerar por encima del notable en todos los aspectos, está Yoigo. La cuarta operadora con red propia obtiene 100 puntos menos de los 400 posibles frente a las otras tres, suspendiendo en cosas como su conexión tanto de voz como de datos en pequeñas ciudades y sus carreteras colindantes. Conclusión, los operadores españoles juegan en la “Champions” europea. En general, concluyen en el informe, los resultados de los operadores españoles se encuentran al nivel del resto de los que se pueden encontrar en el resto de Europa. Quizás aún están detrás de los más fuertes como son los austriacos o los suizos, pero no tienen nada que envidiar a los resultados que obtenían los de Alemania y se colocan por delante de los del Reino Unido. La calidad de las redes a las que se conectan nuestros móviles ha mejorado, pero sigue habiendo un abismo entre la ciudad y el campo. Ponemos a prueba a los principales operadores para identificar a los más rápidos (Vodafone y Orange) y a los más fiables (Movistar y Jazztel). Todo el mundo opina sobre la cobertura de su móvil. Buena, regular, pésima... Pero necesitábamos medirlo. El pasado mes de agosto recorrimos 4.300 kilómetros en coche, a lo largo de una ruta que nos llevó a 26 ciudades. A bordo llevábamos 7 smartphones del mismo modelo pero diferente operador: los 4 con red propia (Movistar, Orange, Vodafone y Yoigo) y 3 que usan redes alquiladas (DigiMobil, Jazztel y R). Durante el viaje medimos las velocidades de subida y de bajada, el tiempo de acceso, el tipo de cobertura y la potencia de la señal. Los móviles se configuraron para usar preferentemente redes 4G. Los más rápidos no son los más fiables Es de cajón, pero conviene recordarlo: tu cobertura mejora cuanto más cerca estés de una antena. Por eso a mayor número de antenas en un territorio, mejor cobertura cuando te mueves por él. Otro elemento importante es la demanda: cuanta más gente intente conectarse en la misma zona y al mismo tiempo, más probabilidad habrá de que su velocidad sea lenta. Hemos trazado las medias y comparado las velocidades de descarga (ver un vídeo en YouTube) con las de subida (colgar una foto a Instagram): Los más rápidos son Vodafone y Orange, tanto en ciudades como en el entorno rural. Los más fiables son Movistar y Jazztel: menos veloces pero más garantías de conexión. Yoigo tiene el lastre de depender de Movistar para completar su exigua red propia: el salto de una red a otra se produce cuando la cobertura casi se ha perdido (el 50% de las veces, nuestro móvil Yoigo terminó navegando con red Movistar). Entre los operadores móviles virtuales Jazztel es el mejor: velocidades aceptables en ciudad y entorno rural (eso sí: ningún operador virtual ofrece de momento redes 4G, por lo que sus velocidades suelen ser inferiores a las de los grandes). 4G: solo en el centro de las grandes ciudades. No todas las antenas son iguales (aquí te explicamos las diferencias): las últimas en llegar son las LTE (redes 4G) y son patrimonio exclusivo de los 4 operadores con red propia. Movistar: el 70% de las medidas que tomamos eran 4G. Vodafone: 67%. Orange: 64%. Yoigo: 49%. Pese a que hay publicidades que hablan de velocidades míticas, la mayor velocidad de transmisión de datos que nosotros detectamos fue de 80 Mbps. Para navegar en 4G no solo necesitas un smartphone LTE, una SIM especial y contratar una tarifa 4G con tu operador. A menudo también necesitarás estar en el centro de una ciudad (zonas en las que el 4G está mejor implantado). Desigualdad entre el campo y la ciudad Las redes móviles han mejorado mucho desde la última vez que las analizamos (hace 4 años). Pero ahí sigue la clara desigualdad entre zonas urbanas y rurales. En el campo la velocidad media no llega ni a la mitad de lo que se disfruta en las grandes ciudades. Incluso entre grandes ciudades hay diferencias injustificables. Depende de dónde vivas, tendrás mejor o peor cobertura. Pero eso sí: te cobrarán igual. Si las tarifas son las mismas para todos, no es admisible que unos reciban más que otros. El otro gran pecado de los grandes operadores es acaparar el acceso a las redes 4G. Aunque ya hay un operador virtual (Pepephone) que ha anunciado un acuerdo con Movistar para ofrecer redes 4G en 2015, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia debería vigilar mejor estas limitaciones. Consulta aquí nuestro estudio sobre redes de telefonía móvil y, si no te convence lo que tienes, échale un vistazo a nuestro comparador de tarifas telefónicas, donde podrás encontrar las tarifas que más te compensen de compañías con mejor cobertura. Es muy probable que en los últimos meses se haya llevado un disgusto al consultar su factura telefónica. Tras años de continuas bajadas de precios, el sector de las telecomunicaciones abrió en 2015 un nuevo ciclo de incrementos tarifarios con subidas próximas a los tres euros por parte de los tres principales operadores:Telefónica, Orange y Vodafone. Entre las tres suman una cuota de mercado del 85,6% en el segmento de las líneas de teléfono con banda ancha móvil tras lasabsorciones de Jazztel yONO por parte de las operadoras francesa y británica, respectivamente. Esta misma semana, los analistas de Citi aventuraban nuevas subidas de tarifas en verano vinculadas a los elevados precios que pagan las operadoras por los derechos del fútbol. En este escenario, ¿cómo puede el consumidor refugiarse de estos incrementos? Más precio, más servicio Las compañías de telefonía han ligado sus últimos incrementos de tarifas a una mejora del servicio, ya sea a través de una mayor capacidad de conexión o de un aumento de la velocidad de descarga. En el caso de Movistar, que se mantiene como principal operador con una cuota del 30% en móvil, la subida fue acompañada del incremento de un giga (GB) en la capacidad de conexión. El grupo dispone de varias tarifas para su paquete Fusión, que combina línea fija, móvil y televisión. El precio oscila entre los 50 euros al mes (200 minutos de llamadas al móvil, 2 GB de datos y velocidad de descarga de 30 megas por segundo) y los 80 euros al mes, donde se incluyen llamadas ilimitadas, 3 GB de datos y 300 megas de velocidad de descarga. Orange, por su parte, aplica tarifas mixtas cuyos costes van desde los 47 a los 71 euros, según la velocidad de conexión y la capacidad de descarga. En el caso de Vodafone, que ha actualizado sus precios esta misma semana, el coste del servicio integrado oscila entre los 53 y los 85 euros. Una tarifa media de 5 GB -tras el aumento de 1 GB en la última revisión-, llamadas ilimitadas y velocidad de conexión de 50 MB, tendría un coste de 63 euros. Las tres compañías argumentan que los recientes incrementos de tarifas -y probablemente los que vendrán en los próximos meses- responden a la "demanda creciente" de un cliente ávido de datos, que permanece conectado a la Red de forma permanente y usa cada vez más servicios que requieren una mejor conexión, como los vídeos en streaming. En este sentido, fuentes de estas empresas aseguran que entre un 30% y un 40% de sus clientes sobrepasan el número de datos pactados en el contrato y demandan una tarifa más potente. "Estamos viendo crecimiento de consumo de datos anuales del 45% comparando el mismo terminal y el mismo cliente", explican en uno de los grandes grupos. Al comparar calidad-precio, estas empresas argumentan que en los últimos tres años se ha producido una bajada del "coste real" del 30%. "Somos el sector más deflacionario del mundo", ha repetido en numerosas ocasiones el ex presidente de Telefónica,. Yo no quiero televisión A pesar de que las compañías están fomentando el modelo de consumo integrado -ofreciendo incluso fuertes descuentos en la compra de televisores para atraer clientes-, sus catálogos aún ofrecen tarifas móviles ajenas a los paquetes de fútbol, películas o series. El precio de este servicio oscila entre los nueve euros -con capacidad de conexión limitada- y los 65 euros que cobra Vodafone en su tarifa XL, donde ofrece llamadas de voz ilimitadas y una capacidad de conexión de 10 GB al mes. Entre ambas referencias, las operadoras ofrecen un amplio abanico de posibilidades a sus clientes en función de si sus preferencias pasan por los servicios de voz o la navegación por internet. Un estudio realizado anualmente por el operador virtual MasMóvil sitúa el consumo de datos medio de un cliente en España en 636 MB, aunque esto dependerá del uso. Según el test de consumo de datos que publica Vodafone en su página web, un usuario con una tarifa de 2 GB podrá ver al día 20 minutos de vídeos en streaming, enviar 10 correos electrónicos, navegar una hora y media por internet y usar las aplicaciones otra hora y media. Competidores alternativos Los operadores alternativos a las tres grandes compañías del sector quieren aprovechar la actual subida de tarifas para ganar nuevos clientes. Yoigo, cuarto operador con una cuota del 8% en móvil con banda ancha, ofrece tarifas que van desde los 11 a los 29 euros. Esta última ofrece una capacidad de conexión de 8 GB y llamadas ilimitadas. Más barato incluso es MásMóvil, el operador virtual que ofrece el mismo servicio por 27 euros al mes. Su consejero delegado, aseguró recientemente que el grupo no va a subir sus precios para seguir ofreciendo un «ahorro relevante» con respecto a sus competidores, ahora que estos han comenzado a subir sus tarifas. Además, en España operan 19 operadores virtuales (OMV) activos con una cuota de mercado próxima al 14% en el parque total de líneas móviles, según el último informe de mercado publicado por la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC). Estas compañías no disponen de red propia y necesitan acceder a la de uno de los grandes operadores, de los que intentan desmarcarse con ofertas agresivas y especializándose en nichos de mercado concretos. En este grupo destacan nombres como Pepephone, BT, Eroski Móvil, Carrefouronline o Moreminutes. En estos casos se pueden encontrar tarifas de entre 20 y 25 euros con llamadas ilimitadas o con una duración de 1.000 minutos al mes, con 2 GB de internet. Pepephone, por ejemplo, ofrece llamadas y 2 GB de navegación por 15 euros. Los grandes como Movistar y Orange también disponen de sus propios OMV para pescar en este segmento del mercado. Tuenti, en el primero de los casos, ofrece tarifas de 18 euros al mes con 2 GB de capacidad de navegación y llamadas ilimitadas siempre y cuando se realicen a través de su aplicación. Simyo, integrada en el grupo Orange, permite al consumidor pagar 15 euros por 300 minutos de llamadas y 2 GB de navegación en internet. Lowi, en el caso de Vodafone, ofrece una tarifa de 11 euros al mes con la misma capacidad de navegación y llamadas ilimitadas, con un coste de establecimiento de 18,1 céntimos. No tengo 'smartphone', pero hablo mucho Hay una parte importante de los consumidores de telefonía que no está conectado a internet a través del móvil. Este perfil, en el que se encuentran los rangos de edad superiores, puede encontrar tarifas desde tres euros que dan acceso a 50 minutos de llamadas al mes, como la más básica del operador Eroski Móvil. A partir de ahí se puede ampliar la compra de minutos hasta un máximo de 1.000, con un coste de 16 euros al mes. Las grandes del sector también ofertan a este tipo de cliente. Vodafone ofrece llamadas gratis -con un coste de establecimiento de 20 céntimos- desde 8 euros al mes. Movistar dispone de una tarifa de 12 euros al mes con llamadas ilimitadas y con una capacidad de navegación de 1 GB. El prepago, un 'clásico' Aunque a muchos les suene a antiguo por la velocidad con la que se mueve este mercado, las líneas móviles de prepago suponen todavía un 27% del total con más de 13 millones de usuarios. Hace una década más de la mitad de los consumidores -por entonces 20 millones de líneas- optaban por esta modalidad de pago, a través de la cual se puede recargar la tarjeta y exprimirla hasta que no dé más de sí. Las operadoras han actualizado este servicio incluyendo capacidad de navegación, si bien ésta es bastante más limitada que para los usuarios de contrato. Las tres grandes del sector ofrecen precios de seis céntimos por minuto para llamadas nacionales y 1,2 céntimos para llamadas internacionales, ya que el de los inmigrantes es el principal nicho de mercado que hoy se acoge a esta modalidad de consumo. El otro perfil de cliente prepago es un joven al que sus padres quieren tener atado en su consumo para evitar sustos al final de mes, explican en una de las grandes compañías del sector. El móvil más moderno Los tiempos de regalar móviles para ganar clientes parecen haber llegado a su fin. Las grandes operadoras se centran hoy en financiar a sus clientes la compra de los dispositivos más modernos, cobrando eso sí por el préstamo tipos de interés que a veces superan el 10%. Orange y Vodafone ofrecen el iPhone 6 por una cuota próxima a los 30 euros al mes a pagar durante un periodo de 30 meses en la factura, mientras que Movistar reduce la cuota a 25 euros pero eleva el plazo de devolución del préstamo vía recibo a los 30 meses. Algo similar ocurre con los terminales de otras marcas como Samsung, Huawei, LG, Motorola o Alcatel, entre otros. Los directivos de los departamentos de márketing de los grandes grupos descartan volver a regalar móviles. De hecho, estas compañías ofrecen ahora televisiones con fuertes descuentos para intentar captar nuevos clientes en un mercado donde los suscriptores crecen a ritmos anuales del 20%. "El número de suscriptores de televisión de pago, estancado durante años, se está reactivando ahora gracias a un nuevo concepto de televisión no lineal en el que el cliente puede ver la película y serie que él quiera, cuando quiera y cómo quiera", explican fuentes del sector. ¿Fin a la barra libre de wifi? Puede ser un cambio clave en el sector tal y como lo conocemos. Telefónica lanzó el pasado mes de febrero la idea de que los hogares paguen por internet en casa según su consumo, rompiendo con el actual modelo de barra libre. Este sistema, que el grupo ya aplica en otros mercados como Chile, Argentina y Alemania, entraría en vigor en un momento en el que el consumo de datos se está disparando por la mayor descarga de vídeos ligada a las plataformas de televisión. La empresa asegura que "a corto plazo" no está prevista su introducción en España, asegurando en todo caso que los límites irían dirigidos a evitar el uso "masivo y abusivo" que hacen algunos hogares. Portabilidad o denuncia Las asociaciones de consumidores han activado sus alarmas ante la última subida del recibo telefónico aprobada de forma generalizada por los principales operadores. Estas organizaciones han pedido a la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) que actúe ante este incremento, si bien en este organismo aseguran que tienen las manos atadas a no ser que se conozca un pacto para aumentar las tarifas de forma coordinada. Las plataformas de consumidores recomiendan al consumidor que consulte el amplio catálogo de tarifas disponibles en el mercado y recurran a la portabilidad para esquivar el aumento de tarifas. Málaga, por otro lado, ha ido un paso más allá al invitar a los consumidores a denunciar de forma masiva la última subida aprobada por Movistar. Estas denuncias argumentan que Telefónica había prometido un precio «para siempre» por su paquete Fusión, que combina telefonía fija, móvil y televisión. Esta compañía también ha comunicado a sus clientes que en mayo les comenzará a cobrar por los datos consumidos que excedan el límite mensual fijado. En este caso, los clientes pueden frenar el cambio de facturación llamando al número 223528. Siempre solemos comparar lo que nos ofrecen las operadoras de nuestro país con las tarifas que están disponibles en el resto de Europa. En esta ocasión, no tenemos que realizar una consulta individual de cada oferta, ya que contamos con un estudio que nos muestra el precio medio del giga para navegar desde el móvil en los diferentes países. ¿Y sabéis que? España no está en el grupo de los más económicos. Un estudio de la web italiana de comparación de tarifas móviles titulado “How much mobile users pay for 1 GB in Europe?” (¿Cuánto pagan los usuarios de móvil por 1GB en Europa?) nos pone sobre la pista de los precios de navegación móvil en diferentes países europeos. En el estudio publican un ranking de los países según el precio medio de 1GB incluido en las tarifas más económicas de cada operadora. Finlandia se coloca cómo el país donde es más barato navegar desde el móvil con un precio media de 1,67 euros por giga. En el estudio se han mirado los precios medios mensuales de los planes móviles en 22 países europeos. Sólo se han tenido en cuenta las tarifas con más de 1GB y en caso de existir dos tarifas con el mismo número de gigas en el mismo operador, se ha elegido la más económica. Después, se obtuvo el precio medio por país y se procedió a realizar un ranking europeo de precios. precio movil europa Como hemos comentado Finlandia es el país con el giga más económica al reducir su precio a 1,67 euros. Le sigue Francia con 1,81 euros, Irlanda con 2,57 euros, Lituania con 3,16 euros y Polonia con 3,84 euros. El resto hasta el top 10 lo ocupan Italia, Rumania, Croacia, Turquía y Austria. Para encontrar a España tenemos que bajar hasta la posición número 13 con un precio medio mensual de 8,99 euros. precio movil europa Nuestro país se coloca en la zona templada del ranking, lejos de los países más baratos pero también de los más caros. Ahí destacan Holanda con 19 euros, Suiza con 19,73 euros, Islandia con 22 euros o Grecia, el país con el giga más caro que llega a costar 28,59 euros. Revisa todas las tarifas disponibles en nuestro país en la comparativa de planes móviles para hablar y navegar. La organización independiente EPSI Rating Spain ha presentado los resultados de su último estudio sobre la satisfacción de los usuarios españoles de telefonía móvil. El estudio de EPSI se basa en cerca de 1.300 entrevistas telefónicas realizadas a usuarios de entre 18 y 79 años durante el mes de septiembre. Entre las principales conclusiones que se extraen del estudio tenemos que Yoigo y Orange son los operadores que tienen más clientes satisfechos (un 73,5 y un 65,7% de sus usuarios), mientras que Movistar (60,7%) y Vodafone (60,9%) son los que menos satisfacen a sus usuarios. Como podéis ver en la gráfica superior, el mayor salto se ha dado en Orange, que ha pasado de un 60,7% al mencionado 65,7% de satisfacción, mientras que Movistar ha sufrido la caída más acusada, bajando de 65,1 a 60,7%. En cualquier caso, EPSI recuerda que los grandes operadores españoles tienen puntuaciones más bajas en España que en el resto de los países europeos estudiados por la organización. De hecho, los operadores españoles reciben las puntuaciones más bajas en la relación entre la calidad del servicio y el coste. Los países europeos con mayor satisfacción de los usuarios en este sector son Rusia, Lituania, Estonia y Letonia. El estudio también se centra en las quejas de los clientes y revela que más de la tercera parte de los clientes españoles, un 35% concretamente, han presentado quejas a sus operadores durante el último año. Se trata de una cifra muy alta cuando se compara con otros sectores habitualmente polémicos en este sentido, como la banca, donde en el último año sólo un 15% de los usuarios se quejó. No sólo eso, sino que además la cifra ha subido un 3% respecto al año anterior, en gran parte por culpa de Movistar. Además, las notas que los usuarios dan a los operadores españoles en lo que se refiere al tratamiento de las quejas son muy bajas en todos los casos. A lo largo de 2013 ha aumentado la competencia entre los operadores móviles en España, en un mercado que cada vez pierde más líneas móviles y que en los últimos meses registra los datos más altos de portabilidad hacia los operadores móviles virtuales. ¿Qué operadores de móvil hay en España? En España existen dos tipos de operadores de móvil: los que cuentan con red propia (Movistar, Vodafone, Orange y Yoigo) y los que utilizan la red de otra compañía para ofrecer señal de telefonía móvil a sus clientes (los llamados Operadores Móviles Virtuales OMVs). Éstos han aumentado en los últimos años a pasos agigantados: Euskaltel, Lebara Mobile, Ono, MÁSmovil, Digi Mobil, BT, Jazztel, FonYou, TeleCable, E-Plus, Lycamobile, R, Carrefouronline, Pepephone, Díamóvil, Hits Mobile, Happy móvil, RACC Móvil, Moreminutes, Eroski Móvil, You Mobile, Orbitel… Los operadores de móvil en España con red propia forman parte de grandes grupos de telecomunicaciones. Movistar es parte de Telefónica, que es una de las mayores compañías de telecomunicaciones en Europa y Latinoamérica. Vodafone es el mayor grupo de telefonía móvil de toda Europa. Por su parte, Orange es parte del gigante francés France Telecom y Yoigo forma parte de TeliaSonera, que opera principalmente en el norte de Europa y en el Báltico. En cuanto a los Operadores Móviles Virtuales existe mayor variedad de perfiles. En cuanto a Simyo, que es el OMV con mayor cuota de mercado, forma parte de KPN, que es el 4º mayor operador móvil de Europa, con más de 41 millones de clientes, y con presencia en Alemania, Holanda, Bélgica y Francia. Por su parte, MasMovil, que es el segundo OMV por cuota de mercado, es un operador móvil independiente. CuotaMercadoMovilespañol_2-2013 ¿Qué operadores de telefonía móvil son más económicos? Según un estudio realizado por una asociación de consumidores, los operadores de telefonía móvil más económicos son Simyo y MasMovil. Pero es conveniente tener en cuenta que las estrategias de los OMV están muy diversificadas. Por ejemplo, en el caso de las llamadas al extranjero, es muy probable que no sean Simyo o MasMovil los más baratos, ya que existen otros OMV especializados en tarifas internacionales competitivas, tales como Lebara Móvil. Hoy en día ya existen aplicaciones móviles que muestran las tarifas de los diferentes operadores actualizadas y que, además, cruzan la información con el consumo del usuario, para mostrarle las tarifas que mejor se adaptan a sus necesidades. Las tarifas para móvil seguirán bajando en España La implantación que desde hace algunos años están teniendo las operadoras móviles virtuales con ofertas más económicas que las que de las grandes compañías, ha supuesto una drástica transformación del mercado de la telefonía móvil que ha obligado a estas últimas a rediseñar sus planes y adaptar sus tarifas. En las últimas semanas, por ejemplo, estamos viendo la salida de nuevas tarifas por parte de los operadores para hacer frente al plan “Movistar Fusión” lanzado por Telefónica. Los expertos afirman que la guerra de precios del sector aún no ha terminado y éstos van a seguir bajando. Los únicos usuarios perjudicados serán aquellos que tengan permanencias de 12-18 meses. Busque, compare y elija. Con esta idea tan sencilla se puede definir la guerra abierta que los operadores de telefonía móvil llevan años librando en nuestro país, aunque las batallas se están recrudeciendo en los últimos tiempos. Y lo mejor de esta lucha constante es que, con el paso del tiempo, Movistar, Orange, Vodafone, Yoigo y los operadores móviles virtuales han ido diferenciándose en áreas concretas. Tanto es así, que cada una de estas compañías ha conseguido ser la número uno en un terreno: Movistar, el que tiene más líneasEl operador azul arrasa a su competencia en el número de líneas de telefonía móvil en España. Según los últimos datos oficiales de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), a cierre de 2011, contaba con 21,082 millones de líneas (sumando prepago y contrato), una cantidad que representa casi el 40% de la cifra total.Además, no debemos olvidar que también es el líder en telefonía fija (tiene el 57% de los clientes y el 64,6% de las líneas), lo que le convierte en la teleco dominante en el mercado español. Gracias a ello, la empresa azul está utilizando su posición de privilegio para lanzar ofertas cruzadas (móvil y fijo) y, con esta estrategia, intentar retener a sus clientes. Vodafone cuenta con la mayor cobertura rural en EspañaLa compañía roja es líder si hablamos de cobertura. En concreto, el 90% de la población cuenta con red de datos 3G. Esto significa, según el propio operador, que 8 de cada 10 poblaciones de entre 500 y 1.000 habitantes tienen cobertura de banda ancha móvil de Vodafone.Además, desde hace un año y medio, está extendiendo la banda ancha móvil a zonas rurales y ha desplegado nueva infraestructura en unas 3.000 poblaciones. Una estrategia que le ayuda a mantener, de momento, su segundo puesto en el ranking de operadores con más clientes. Por último, y aprovechando su liderazgo en este campo, está renovando la red en zonas urbanas para mejorar la cobertura 3G dentro de edificios y a medio plazo para desplegar nuevas tecnologías que permitan mayor ancho de banda y velocidad de acceso a Internet.3. Orange es el único que sigue regalando teléfonosEl operador naranja tiene una gran ventaja frente a la competencia: es el único que sigue regalando teléfonos. Movistar, por ejemplo, dejó de hacerlo el día 1 de marzo, mientras que Vodafone cerró el grifo el pasado 10 de abril. Y parece que su decisión ya está dando frutos. En el mes de marzo, sin ir más lejos, la compañía consiguió 50.000 nuevos clientes, una cifra que casi duplica la que logró en el mes anterior (entonces, dio de alta a 28.000 clientes), según estima el portal ADSLzone.4. Yoigo tiene los clientes más leales El último gran operador de nuestro país, por su parte, tiene el privilegio de contar con los clientes más leales. Al menos, eso es lo que aseguran desde la organización europea independiente EPSI RatingEspaña.Según se desprende de su estudio, la lealtad es mucho más alta entre los operadores pequeños y, especialmente, entre los clientes de Yoigo, cuya puntuación ronda los 82 puntos en una escala que va de 0 a 100. Su nota está por encima de la que tienen los operadores móviles virtuales (tradicionalmente, los más baratos), que se sitúa alrededor de los 75 puntos. Y todavía saca más ventaja a los tres grandes del sector: las notas de Movistar, Vodafone y Orange se mueven entre los 60 y los 65 puntos. Simyo, el operador virtual con mayor número de líneasAdemás de los principales operadores en España, los que también han conseguido convertirse en líderes en un segmento del sector son los virtuales. En el caso de Simyo, lo más destacado es que es el Operador Móvil Virtual (OMV) que tiene más líneas contratadas. Según los datos de Bloomberg, a cierre del año pasado la compañía contaba con 370.000 líneas, casi el doble de las 200.000 de Pepephone y casi tres veces más que MasMovil, cuya cifra ronda las 120.000 líneas. Pepephone trata como nadie a sus clientesEn cambio, el punto fuerte de Pepephone es que es el mejor trata a sus clientes. Así lo recogió a mediados del año pasado un informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), donde esta compañía lideraba el ranking de satisfacción de los clientes con una nota de 85 puntos, frente a los 80 puntos de MasMovil y a los 76 de Simyo, que cerraba el top tres de la lista. Y parece que esta tendencia está continuando. Es más, haciendo un repaso de las últimas encuestas que han realizado algunos portales especializados en el sector, se descubre que Pepephone sigue siendo el número uno en este terreno. Según los premios de 2011, esta compañía es la mejor para un 58,4% de los lectores del portal. La misma conclusión logró la encuesta que realizó. MasMovil está en todos los rankings de las tarifas más baratasPero aún quedan sorpresas: MasMovil es la teleco que tiene, en general, las tarifas más asequibles. Así lo recoge la consultora Neoris en un informe, donde este operador se coloca líder en varias ofertas nacionales como las de contrato sin cuota fija (de 0,03 euros por minuto en la famosa Tarifa 3), de contrato sin coste de establecimiento (cuyo coste es 0,085 euros por minuto) y prepago (su precio es de 0,05 euros por minuto). Además, es el más barato para realizar llamadas al extranjero, un título que mantiene para hablar con números fijos (donde, según la región el coste medio por minuto es de entre 0,06 euros y 0,19 euros) y también con móviles (con precios por minuto que van desde los 0,15 euros hasta 0,26 euros). En tercer lugar, MasMovil es el que fija un precio más asequible para mandar mensajes en territorio nacional, con un coste de 0,08 euros por cada el SMS. La safistacción por las tarifas y la velocidad de conexión es reducida. La mayoría de los consumidores están descontentos con el servicio que le proporcina su compañía de telefonía móvil. Según un estudio de satisfacción de operadoras móviles en España, realizado por la web independiente del ahorro uno de cada cinco españoles no está contento con el servicio que le proporciona su compañía de telefonía móvil y solo un 16% de clientes se declara «totalmente satisfecho». Así, más de 7,3 millones de clientes españoles de telefonía móvil (19%) no están contentos con el servicio que le proporciona su compañía. De hecho, solo el 16% de los españoles que posee al menos una línea de teléfono móvil se siente «totalmente satisfecho» con el servicio y las tarifas que se le ofrecen, mientras que el 64% se declara únicamente «bastante satisfecho». Por el contrario, los usuarios más satisfechos son los de Simyo y Pepephone, mientras que los clientes de Vodafone, Movistar y Orange, por este orden, son «los más insatisfechos» con su compañía. El 35% de los consumidores españoles también afirma que no confía en su operadora, pero sin embargo, solo uno de cada cuatro usuarios ha cambiado de proveedor durante el último año. Según los últimos datos publicados por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), España es uno de los países europeos en los que más se usa la telefonía móvil, con 51,8 millones de líneas. Además, el 66% de los españoles tiene un «smartphone» y el 84% se conecta a internet a través de su teléfono. Pese a ello, España es el cuarto país europeo con las tarifas de telefonía móvil más caras, con un gasto medio por usuario de 354 euros al año. De hecho, el 81% del mercado sigue estando dominado por tres compañías (Movistar, Vodafone y Orange), cuyos clientes pagan 34 euros al mes de media, un 15,6% por encima del gasto medio mensual en España (29,4 euros). Para elaborar este informe, ha realizado una investigación junto con el centro de estudios YouGov, que ha entrevistado a 5.327 poseedores de líneas de telefonía móvil en España y ha obtenido resultados representativos para ocho de las principales operadoras móviles. Analizando los resultados por proveedor, vemos que las empresas que monopolizan el mercado, Vodafone, Movistar y Orange, que aglutinan el 81% de las líneas contratadas en España, se sitúan a la cola del ranking general de satisfacción, ya que cuentan con un 26%, un 22% y un 21% de clientes descontentos, respectivamente. Vodafone es la compañía peor valorada por sus clientes, ya que sólo el 71% de ellos se encuentra satisfecho con ella. Además, la operadora aparece como última clasificada en siete de las ocho categorías analizadas. Movistar es penúltima en cuatro categorías, mientras que Orange no pasa de la sexta posición en ninguna de las áreas analizadas. Movistar y Vodafone son las únicas compañías que han perdido clientes en el último año (1.132.806 y 823.612 respectivamente), mientras que las OMV ganaron 1,7 millones de usuarios, según los últimos datos publicados por la CMT7. Simyo es la operadora con mayor satisfacción por parte de sus usuarios, ya que lidera 3 de las 8 categorías: satisfacción general (con un 97% de clientes contentos), relación calidad-precio (97%) y servicio técnico (67%). En segundo lugar, se encuentra Pepephone, con un 96% de clientes satisfechos. Además, Pepephone se sitúa en primera posición en otras tres áreas: cobertura (94%), valoración del cliente (91%) y atención al cliente (90%). Simyo y Pepephone empatan en las dos áreas restantes, con un 93% de clientes satisfechos en la categoría de confianza y un 97% en facturación. ONO es la tercera compañía con los usuarios más satisfechos a nivel general (un 92%), seguida de Yoigo (89%), Jazztel (86%), Orange (77%), Movistar (75%) y Vodafone (71%). La diferencia entre la primera clasificada (Simyo) y la última (Vodafone) es de 26 puntos porcentuales. analizamos algunas de las principales firmas que nos han acompañado durante décadas: cómo han cambiado para adaptarse a cada momento y cómo la marca ha evolucionado al mismo ritmo que el mundo de la publicidad. Si hablamos de marcas españolas, no podemos pasar por alto Telefónica. La primera multinacional española es una de las marcas más valiosas del país, y ha tenido diferentes etapas tanto en estrategia como gráficamente. Su historia nos puede ayudar a comprender algunas estrategias empresariales y decisiones que ha tomado, además de mostrarnos un panorama del branding español de las últimas décadas. ¿La repasamos? Telefónica nace en 1924, pero durante sus primeras décadas no tiene una identidad visual corporativa muy definida. Cuenta con un símbolo “oficial”, pero no tiene mucha repercusión pública más allá de presencia en sedes o en algún documento. En una época en que a la identidad visual de las empresas no se le daba especial importancia, el monopolio telefónico no parecía necesitar una marca fuerte, e incluso su naming variaba entre Compañía Telefónica Nacional de España, CTNE, Compañía Telefónica o simplemente ‘la Telefónica’, según el tono de la comunicación o anuncio. En los teléfonos y cajetines aparecía una composición tipográfica con las iniciales CTNE. Años 80: llega la cultura de la imagen corporativa Durante 1984, coincidiendo con el 60 aniversario de la compañía, se toma en consideración la imagen corporativa. El naming pasa a ser Telefónica (sin artículo) y su marca gráfica se diseña muy del estilo de la época, con un icono sólido y reconocible que funciona perfectamente de manera aislada y una wordmark que lo acompaña. Este primer logo, con influencias de su contemporáneo de BT, establece también los colores que van a caracterizar a la compañía de ahí en adelante: el verde y el azul. En cuanto a su arquitectura de marcas, en esta época es básicamente monolítica: prácticamente todos los productos y servicios de la compañía se venden bajo la marca Telefónica, incluso la incipiente telefonía móvil. Gráficamente, la familia es muy limitada, solo algunas marcas como Ibertex o Cabitel utilizan símbolos de la marca madre. Años 90: de un servicio estatal a una empresa de soluciones En 1993, Telefónica revisa su marca. Comienza a prepararse para las nuevas regulaciones liberalizadoras que llegan de Europa, refuerza su carácter de empresa privada (aunque con parte de participación del Estado) y comienza a asociarse a las nuevas tecnologías: internet, videotelefonía, telefonía móvil… Su nuevo logo es una evolución del anterior, más dinámico, y en torno a él se construye una amplia familia de marcas con el símbolo de la T como nexo común. Y es que las marcas de Telefónica se multiplican, y cada división con productos fuertes adopta la suya. Así, el servicio de ‘buscas’ pasa a denominarse MensaTel, la telefonía móvil MoviStar y MoviLine, y el servicio de acceso a internet, TeleLine. Nombres partidos, con raíces mezcla de lo angloparlante y lo explicativo. Por su parte, la telefonía fija sigue comercializándose bajo la marca Telefónica. La llegada de la competencia y la privatización total de la compañía propicia otro cambio de logo a finales de los 90, mucho más profundo que el anterior. La marca adopta un logo compuesto solo por la wordmark, escrita en caligrafía verde sobre fondo azul. Un logo muy criticado en su momento con el que Telefónica se alejaba de la esencia más pura de las telecomunicaciones para ser percibida como una empresa de servicios. Respecto a la arquitectura de marca, aunque en un principio se considera la creación de nuevas submarcas para distintos públicos (Telefónica Hogar, Telefónica Empresas), finalmente se mantiene la anterior, aunque cambiando ligeramente los nombres. Así, MoviStar y MoviLine pasan a ser Telefónica MoviStar y Telefónica MoviLine, perdiendo sus rasgos visuales propios y vinculándolos aún más a la marca madre. También se crean nuevas marcas como Imagenio. Telefónica sigue siendo la marca con la que se comercializa el negocio tradicional de telefonía fija. Durante esta época hubo algunos intentos de dar más predominancia a marcas como Movistar, que rediseñó su logo para tener un símbolo propio y que pudiese funcionar al margen de la marca madre, pero el experimento no duró mucho y pronto se agrupó junto a la palabra Telefónica en un logotipo empastillado. El adiós de Telefónica: un cambio estratégico El último gran cambio en la marca de Telefónica no es visual, sino estratégico. Desde 2010 comienza a funcionar el nuevo sistema de marca de la compañía, que establece que la relación comercial con el consumidor se llevará a cabo a través de sus marcas más potentes (Movistar en España y América Latina, y O2 en Europa), mientras que Telefónica se queda como marca del grupo en una labor más institucional y corporativa, aunque aparezca como garante en algunas comunicaciones (grandes clientes, por ejemplo). Este último y sorprendente movimiento es similar al de otras empresas como France Telecom, que unificó todas sus líneas de negocio bajo el nombre Orange, una marca que llegó a la compañía fruto de una adquisición, como sucedió con O2 para la española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario